La muy buena nueva




15/03/2017
Ma√Īana abre en esta ciudad el complejo comercial ‚??Outlet Shoppes of Laredo‚?Ě, ‚??Los Outlets‚?Ě, como les conocemos la raza latina.

C√≥mo no recordar el desaparecido River Drive Mall, que desde la avenida Convento (la mayor√≠a le llamamos en castellano a esa r√ļa y no Convent, como es su nombre real) empezaba para el peat√≥n fronterizo, sobre todo para el arribado desde lado mexicano.

Iniciaba con la abarrotera Santos y terminaba con la gran tienda JC Penney, a la altura del entonces nuevo, fino, redondo y elevado hotel Hilton, coronado con su restaurante asentado en lo m√°s alto y con panor√°micos ventanales.

Complejo de tiendas, enclavadas all√° en la frontera de los barrios ‚??Rinc√≥n del Diablo‚?Ě y ‚??El Cuatro‚?Ě.

Para los chiquillos de antes (en los 70), era todo un paseo familiar, incluido un cono, un raspado y si bien nos iba, una comida (hamburguesa o pollo frito), pero de cajón regresábamos a casa con un juguete y si se podía, hasta con un pantalón y/o una camisa.

Esos fueron los √ļltimos tiempos de prosperidad del centro hist√≥rico comercial de Laredo, hasta que combinados, se vino la debacle econ√≥mica mexicana y el nacimiento de un nuevo centro comercial en el norte de Laredo.

Juntos, los dos fenómenos históricos dieron al traste con el viejo Laredo.

COMO EL AVE F√?NIX

Pero como el ave F√©nix, renacer√° de sus cenizas, el centro hist√≥rico de Laredo, el ‚??downtown‚?Ě, gracias a los ‚??outlets‚?Ě.

Son 80 tiendas ah√≠, pues puede que surjan o se a√Īadan m√°s, en sus cercan√≠as, si ese concepto pega y se extiende.

Son más de un millar de empleos directos, arriba de 100 millones de dólares invertidos.

Que vengan restaurantes, cafeterías, cines, teatros, museos, bares y más centros de entretenimiento, diversión, cultura, arte y buenos momentos.

Con dos puentes internacionales ampliados, modernizados, el pronóstico es excelente, ojalá que las condiciones externas también sean las adecuadas, para que esto explote positivamente.

ENHORABUENA LAREDO

A√Īos de espera, pudieran estar quedando atr√°s para los que persistieron, a quienes no claudicaron.

Nada nos da más gusto para la gente de los dos Laredos, porque inclusive para el lado mexicano, esto debe significar un aliciente para revivir lo propio, su centro histórico.

Y tambi√©n un beneficio para Nuevo Laredo, ¬ŅPor qu√© no?