En Corea del Sur ; cantantes entran a quirófano para verse hermosas


Las integrantes de la banda de K-Pop Six Bomb aplauden su decisión de operarse y alejarse de sus rasgos orientales para hacerse los ojos redondos y aumentarse el busto


AP | 18/03/2017

0
0

SEÚL.Las integrantes de un grupo de música sudcoreano han hecho honor a la obsesión de su país por la cirugía plástica y han pasado por quirófano para su último sencillo, con el fin de obtener ojos más redondos, rostros más finos o pechos más grandes.

Para encarnar Volverse hermosas antes de que este título saliera el jueves, las cuatro integrantes de Six Bomb, un oscuro grupo de K-pop, el pop sudcoreano, se sometieron a varias operaciones quirúrgicas.

En una serie de videos se les puede ver acudiendo a la clínica o instalándose en el quirófano antes de ponerse a bailar con vendajes por todo el cuerpo y los ojos escondidos tras gafas negras.

“Todo el mundo me sigue, saben que soy hermosa”, cantan en coreano en Volverse hermosas, un tema de electro-dance que recuerda a Gangnam Style, el éxito mundial de Psy.

La canción parece ser la antítesis perfecta de Born this way (Nacido así) de Lady Gaga, en la que la cantante explica que ella es “bella a su manera, pues Dios no comete errores”.

En cualquier caso, el título resulta llamativo en una sociedad extremadamente competitiva, obsesionada por la apariencia física. Ésta puede comportar un ascenso en la escala social. Muchas ofertas de empleo exigen candidatos que tengan una “apariencia limpia” y que adjunten una foto a su currículum vitae.

Con sus 50 millones de habitantes, Corea del Sur es el tercer mercado mundial de cirugía estética. Alrededor de 1.3 millones de operaciones se efectúan allí cada año.

Los anuncios alabando sus ventajas, con fotos del antes y del después, son omnipresentes en las calles, el metro y los baños públicos. Instan a las mujeres a “cambiar su vida” con el argumento de que “todo el mundo lo ha hecho excepto tú”.

FRANCAS CON LA REALIDAD



Da-In, cantante principal de SixBomb, se operó para reforzar su pecho y reducir sus pómulos y así hacer su cara más pequeña.

“Todas queríamos operarnos para ser más hermosas. Nos dijimos ‘¿Por qué no hacer una canción en lugar de intentar esconderlo?’”, explicó la cantante en entrevista.

“De todas formas, la gente se va a dar cuenta. Así que queríamos ser francas con la realidad, el hecho de que numerosas mujeres quieren ser bellas”.

Six Bomb, creado en 2012, ha sacado cinco álbumes. Pero sus integrantes están lejos de formar parte del panteón de las grandes estrellas. Y, en un mercado obsesionado con la juventud, el tiempo apremia para estas artistas que rondan los 25 años.

La empresa representante del grupo ha financiado las operaciones, por unos 100 millones de wones (82.000 euros). Disfrutaron de “casi todos los tipos de operaciones existentes para el rostro” y de implantes mamarios, afirmó su representante, Kim Il-woong.

“No hemos cometido ningún delito. Nuestro único delito sería hablar tan francamente”, agrega, explicando que numerosas famosas pasan por el bisturí “sin salir del armario”.

El K-pop ha conquistado gran parte de Asia y consiguió traspasar los límites del continente gracias a la “oleada coreana” y a sus grupos sumamente populares de chicos y chicas jóvenes de belleza perfecta que ejecutan coreografías con una precisión militar.

La mayoría están estrechamente controlados por sus representantes, que les dicen qué cantar, qué comer para conservar una delgadez extrema y a qué operaciones quirúrgicas someterse.

LA BELLEZA SACRALIZADA



La popularidad de estas bandas alimenta incluso la industria de la cirugía estética. Numerosos admiradores, incluyendo extranjeros y, en particular, chinos, se someten al bisturí para parecerse a sus ídolos.

Una gran clínica de Seúl confirmó que las integrantes de Six Bomb fueron operadas y que ninguna fue obligada a ir, aunque la rapera Soa se lo pensó bien antes de operarse los párpados para agrandar y redondear sus ojos.

“Estaba verdaderamente satisfecha con mis ojos originales así que tuve que pensármelo dos veces”, cuenta Soa.

La decisión, en cualquier caso, dio de qué hablar. “Entiendo que necesiten publicidad, pero, ¿necesitaban realmente ir tan lejos?”, preguntaba un internauta. “Muy extraño”, apuntaba otro.

Este caso ilustra a la perfección la “cultura de la cirugía estética” imperante en una

sociedad a la cola en igualdad de sexos según la clasificación de la OCDE, comenta Jung Seul-ah, encargado de monitoreo de medios para la asociación militante Korea Womenlink.

El aspecto físico juega un papel esencial en la “supervivencia social” de los sudcoreanos y en sus perspectivas de encontrar empleo, subraya.

“La cirugía estética es primordial para numerosas mujeres a las que no se les considera suficientemente bonitas. Es una necesidad absoluta para las estrellas femeninas cuyo físico, un capital, es venerado y consumido”.

Da-In, la estrella de Six Bomb, no tiene ningún problema con ello.

“Me encanta mi nueva cara y estoy orgullosa de salir tan guapa en la tele”. Y poco importa que los comentarios del público sean buenos o malos, afirma, siempre y cuando el proyecto llame la atención.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.80
Venta
$18.70
MINUTO A MINUTO
MÁS COMENTADAS DE HOY
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx