La historia detrás del imperio


Ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, creó una poderosa empresa criminal en la entidad


Tomás Yarrington fue detenido en Italia
EL UNIVERSAL | 10/04/2017

0
7

CIUDAD DE MÉXICO.-Durante su periodo como gobernador de Tamaulipas, de 1999 a 2004, Tomás Yarrington Ruvalcaba, creó una poderosa empresa criminal en la entidad. 

Construyó un sólido andamiaje político y una amplia red de testaferros que lo mismo se relacionaron con la corrupción institucional, el tráfico de influencias y el narcotráfico, según consta en las investigaciones ministeriales PGR/SIEDO/UEIDCS/147/2007 y PGR/SIEDO/UEIDCS/76/2007 que la Procuraduría General de la República integró en contra del ex gobernador de Tamaulipas. Tomás Yarrington en realidad comenzó a ser investigado en 2004, último año de su gobierno, por sus presuntos nexos con el narcotráfico y “lavado” de dinero, luego de que uno de sus socios, Antonio Peña, rompió relaciones con él y declaró ante la DEA y la PGR todo lo que sabía sobre sus relaciones con el crimen organizado y los negocios que realizó al amparo del poder político.

Gran parte de sus bienes -empresas, ranchos y casas dentro y fuera de México hoy bajo investigación- están registradas a nombre de una larga lista de testaferros, entre quienes se menciona a Fernando Cano, un poderoso empresario que se enriqueció con las asignaciones de obra pública y que mantuvo nexos con personajes los cárteles de las drogas, según se desprende de la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/012/2009.

En las averiguaciones referidas declaran cinco testigos protegidos, cuyas clave son Pitufo, Yeraldin, Pedro, Óscar y Ángeles, este último, es el principal testigo acusador de Tomás Yarrington: se trata de un empresario y ranchero .

En seis declaraciones ministeriales con sus respectivas ampliaciones, en poder de El Universal, el testigo protegido llamado Ángeles detalla el enriquecimiento de Yarrington, sus nexos con el narcotráfico y la amplia red de testaferros que utilizó para ocultar su fortuna, la cual, asegura el testigo, proviene del narcotráfico, pues recibía sobornos multimillonarios a cambio de permitir la expansión de esos grupos criminales en Tamaulipas.

De igual forma, Yarrington puso como presidentes municipales de las principales plazas del estado (Nuevo Laredo y Reynosa, entre otras) a personajes afines a esta red criminal que utilizó el poder político para proteger sus vínculos con la mafia del narcotráfico.

El testigo declaró en México y ante la DEA que desde el gobierno de Tamaulipas, el ex gobernador Tomás Yarrington construyó un fuerte grupo político que estaba relacionado lo mismo con negocios de obra pública que con el tráfico de influencias y el narcotráfico.

La red de testaferros

Con base en las declaraciones del testigo Ángeles, tanto la DEA como la PGR lograron armar el rompecabezas criminal que Yarrington utilizó para ocultar la cuantiosa fortuna que, según la acusación que pesa en su contra, amasó por brindar protección al narcotráfico.

El testigo aportó los nombres de cada uno de los testaferros que ocultan el patrimonio del ex gobernador de Tamaulipas. Por ejemplo, en su declaración del 8 de septiembre de 2008, Ángeles declaró que otro de los prestanombres de Yarrington es Eduardo Rodríguez Berlanga, propietario de la empresa constructora Jalambres, S.A. de C.V.

“Si me consta -declara el testigo- cómo creció esa empresa, ya que su punto de crecimiento (fue) el licenciado Fernando Cano Martínez, a quien se le denomina el constructor del sexenio de Tomás Yarrington y el Ahumada de Tamaulipas”, pues Ángeles explica que Cano subcontrataba a esa empresa y de esa forma la favorecía con jugosos contratos de obras sin licitación.

Refiere también que Eduardo Rodríguez cuenta con bienes inmuebles “que son propiedad de Tomás Yarrington”. Y entre otras propiedades menciona el rancho de mil 200 hectáreas llamado “El Mirador”, el cual está ubicado, dice, en la sierra de Maratines, muy cerca de Ciudad Aldama, Tamaulipas.

El testigo señala que en esa zona tamaulipeca Yarrington también posee otro predio: “El Colmenar”, que describe como “un vergel”, ya que tiene mil vacas de raza brangus rojo. Muy cerca de ahí, declara, está “La Providencia”, otro predio de gran extensión que también es propiedad del ex Gobernador.

Otro prestanombres de Tomas Yarrington -según el testimonio de Ángeles- es Juan Manuel Sánchez, quien se ostenta como dueño de una empresa de cable de Tampico y de Matamoros, cuyo propietario real es Yarrington Ruvalcaba.

Explica también que la empresa Osaca, encargada de prestar servicios de asesoría política a gobernadores y funcionarios públicos de diversos rangos, también está relacionada con el ex gobernador de Tamaulipas; que Alfredo Sandoval, quien durante su gobierno fue subsecretario de Egresos, “también es su prestanombres y funge como administrador de gran parte de los bienes de Tomás Yarrington y de su familia”.

Asegura el testigo que todo esto le consta “ya que he estado presente en reuniones entre ellos en San Marcos, Texas, y en la Ciudad de México, así como en la oficina que Yarrington posee en el piso 12 de un edificio ubicado frente a la Embajada de Estados Unidos en México, la cual se utilizó en el año 2012 para orquestar la campaña Tucom (Todos Unidos contra Madrazo)”, una ofensiva en contra de Roberto Madrazo, entonces candidato del PRI a la Presidencia de la República.

Al referirse a Fernando Cano, uno de los principales testaferros de Yarrington, el testigo Ángeles señala en su declaración que este personaje posee los ranchos “La Hacienda San Juan”, de mil 700 hectáreas, el cual describe así:

“Este rancho es cinegético, cuenta con pista de aterrizaje de concreto de una milla, tiene hotel para los cazadores. Es importante mencionar que este rancho fue comprado a Antonio Peláez, quien al parecer fue prestanombres de la organización de Juan García Ábrego. Además (Peláez) se ostenta como dueño de una isla denominada “El Frontón”, la cual se localiza a 20 kilómetros de Tampico, Tamaulipas, pero el dueño de dicha isla es Tomás Yarrington”.

El testigo Ángeles comenta que Gabriel Maldonado Pumarejo es otro testaferro de Tomás Yarrington. De este personaje declara:

“Se ostenta como dueño de una amplia extensión de terrenos en La Pesca, a una hora de Ciudad Victoria. Gabriel Maldonado representa los intereses de Tomás Yarrington en ese desarrollo turístico, además tiene un avión King Air 90, modelo reciente, a su nombre, pero dicho avión es de los dos”, detalla.

De acuerdo con el testigo, otro prestanombres del ex gobernador prófugo es Manuel Montiel, quien dice ser el dueño de las estaciones de radio en Nuevo Laredo, Miguel Alemán, Ciudad Mier; dos en Matamoros, Tampico y Xalapa, Veracruz, las cuales, afirma, en realidad son propiedad de Tomás Yarrington, al igual que los periódicos “La Razón”, en Tampico, y “El Expreso”, en Matamoros.

En la lista de testaferros Ángeles menciona a Alfredo Pérez Salinas, quien aparece como dueño del rancho ganadero-cinegético “El Tinieblo”, ubicado en el municipio de Jiménez, a una hora de distancia de Ciudad Victoria. Según el testigo, el dueño real es Yarrington, pues Pérez Salinas también aparece en el acta constitutiva del periódico “El Expreso”.

En el registro oficial del declarante, también menciona a Alfonso Salazar, ex Secretario de Turismo en el sexenio de Yarrington, quien opera una empresa del ex gobernador encargada de distribuir alimentos.







Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.90
Venta
$18.70
MINUTO A MINUTO
MÁS COMENTADAS DE HOY
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx