Ataque de abejas deja 8 heridos


Una de las víctimas, un hombre minusválido, es reportado como muy grave, debido a las múltiples picaduras de los peligrosos insectos



12/05/2017
NUEVO LAREDO.- Ocho personas, entre ellas paramédicos de la Cruz Roja, fueron atacados por decenas de abejas, cuyo enjambre fue descubierto incrustado en el techo de una tienda de abarrotes.

De las víctimas de los insectos, hay un minusválido que presenta decenas de picaduras, y su estado de salud es reportado como grave en el Hospital General, a donde fue llevado.

Sólo dos de los heridos fueron identificados, se trata de Juan Carlos Gines Farías, de 47 años, y su esposa, Diana Laura Valdez, ambos auxiliados por paramédicos de la Cruz Roja.

El ataque sucedió cerca de la 1:00 de la tarde del jueves, en la cuadra 1300 de la calle Gutiérrez, en la colonia Victoria.

El reporte de auxilio recibido en el 911, señalaba que varias personas habían sido picadas por abejas; de inmediato se comisionó a una ambulancia de la Cruz Roja, por lo cercano del lugar.

Cuando los paramédicos llegaron, Juan Carlos y su esposa, seguían siendo atacados por las abejas; incluso, el minusválido presentaba decenas de picaduras en su rostro.

UTILIZAN AGUA Y JAB?N

Utilizando agua con jabón, los paramédicos y vecinos trataban de retirarle los insectos de su cuerpo, pero esta ya había sido picado en numerosas ocasiones, se pudo comprobar.

Mientras realizaban las labores, los tres socorristas también fueron atacados, pero aún así, no dejaron de auxiliar a la pareja, domiciliada a unos metros del lugar.

Después de unos minutos, la pareja fue subida a la ambulancia para ser trasladados al Hospital General, llegando en ese momento Bomberos y personal de Protección Civil.

El lugar fue cerrado a la circulación mientras que el personal operativo de la corporación, buscaba el enjambre de abejas, que hallaron incrustado en una tienda de abarrotes ubicada en el crucero de Constanza García y Gutiérrez.

MÁS PICADOS

Reportes señalaron que un hombre, hasta ahora desconocido, llegó hasta las instalaciones de la Cruz Roja para pedir ayuda, ya que también fue picado por las abejas.

Al estar realizando la búsqueda del enjambre, varios curiosos acudieron al lugar para saber qué pasaba, siendo picados por los insectos, uno de ellos en la galería de su casa, una dama que pasaba por el lugar y un niño.

Hasta ayer por la tarde, las tareas de destrucción del enjambre seguían, y se mencionó que al parecer se habría de efectuar una evacuación precautoria para evitar más ataques.