Maestros del deporte dejan valiosa herencia


Los maestros no sólo están en el aula, sino también en las áreas de juego, donde forman deportistas, pero sobre todo mejores personas


Eduardo Rosario Muñoz (izq.) y Tomás Rodríguez (der.).
Juan Cortez | 15/05/2017

0
0

NUEVO LAREDO.- Los maestros, en parte, son como padres de familia, amigos, compañeros y consejeros, por años, buscan el bien de quienes los rodean, principalmente de sus alumnos.

Siempre están buscando lo mejor para ellos, no sólo en lo educativo, sino también en cuanto a las actividades deportivas y sobre todo la formación como personas.

Los docentes nunca están satisfechos, siempre buscando que sus pupilos aprendan y hagan su mejor papel en cualquiera de las competencias, pues aunque la exigencia es alta, saben que están abonando para un mejor futuro de sus pupilos.

NOMBRE: Eduardo Rosario Muñoz

EXPERIENCIA: 25 años

DEPORTE: Futbol

ORGANIZACIÓN: Academia de Futbol Atlas de Nuevo Laredo

MÁS ALLÁ DEL BALÓN

Durante cerca de 25 años, Eduardo Rosario Muñoz ha trabajado con jugadores en edades de 4 hasta 18 años y siempre ha buscado aplicar su conocimiento en cada uno de ellos.

“Desde muy chico me nació la idea de ser profesor de educación física, a los 16 yo ya tenía el deseo de impartir, en el proceso de mi vida me di cuenta qué importante puede ser que uno pueda influir en la vida de los jóvenes, de los niños, para que puedan ellos encontrar su desarrollo en la vida, y he encontrado, por medio del futbol, poner mi granito de arena en la transformación de algunos niños y jóvenes; algunos presentan problemas más allá de lo deportivo de conducta social, trato de hacer algo para que ellos enderecen el camino.

“Tuve también la oportunidad, hace algunos años atrás, de trabajar como maestro de aula en el Conalep; es una edad muy difícil en esa etapa y ser parte de los alumnos me dejó muchas satisfacciones pues los ve uno realizados, con familia o con un buen trabajo, te los encuentras y te lo recuerdan y te lo agradecen y eso es una gran recompensa que puedes recibir, aunque también uno debe traerlo en la sangre”.

Rosario aseguró que para ser maestro de educación física se debe tener el conocimiento académico, pero también una entrega total.

“Ser maestros de cualquiera de las ramas no es fácil, se aprende a diario cuando uno trabaja con un grupo cada maestro debe entregarse para lograr el fin que se persigue, pues es una gran responsabilidad, pues antes de pensar que son alumnos, son personas”.

Comentó que además de ser maestro, se debe ser también médico y actuar como padre de familia, transmitir los valores que a ellos les puedan ser útiles.

Agregó que luego de una trayectoria de 25 años, le deja muchas satisfacciones, principalmente cuando uno ve los logros a corto o mediano plazo con niños o jóvenes, inquietos, traviesos o rebeldes.

“Cuando te traen a sus hijos para que uno los entrene, se da uno cuenta que valió la pena, pensando que ellos reconocen el trabajo que uno hizo anteriormente con ellos”, detalló.

NOMBRE: Tomás Rodríguez Zamora

EXPERIENCIA: 44 años

DEPORTE: Karate Do

ORGANIZACIÓN: Gimnasio de Karate Do Apdao Nuevo Laredo

PACIENCIA Y ENTREGA

Tomás Rodríguez Zamora fue alumno por cerca de 34 años y lleva 10 como maestro de karate do de la Academia Apdao Nuevo Laredo de la cual han surgido alumnos de nivel internacional compitiendo en eventos Panamericanos.

Su satisfacción es ver como alumnos con pocos valores han salido adelante entrenando el arte marcial como es el karate do.

“Soy maestro porque tenía un proyecto de ser competidor de karate y abrí mi escuela de arte marcial, lo cual aprendí de mi papá, me fui formando con la disciplina; como maestro siempre quiere uno ir adelante, mi satisfacción sería que uno de mis alumnos llegara a una Olimpiada o campeonato mundial, iniciamos con jóvenes en la Olimpiada Nacional y cumplimos, después tuvimos medallistas e integramos alumnos en la Selección Nacional, conseguimos medallistas de selección, en un Centroamericano y Panamericano logramos un quinto lugar con Clarissa Rodríguez”.

El profesor Rodríguez dijo que una de los requisitos para ser maestro es la pasión, que le guste el arte marcial, el cual debe sentirlo, prepararse y capacitarse constantemente.

“Nosotros vamos cada año a tres o cuatro seminarios en combate y kata, también en arbitraje nos actualizamos constantemente, pues el karate te exige mucho, se necesita mucha concentración”.

“Entrenar niños es complicado, se le debe dar más tiempo, al menos unas 10 horas diarias, se debe tener mucha pasión, entrenar niños tiene su grado de dificultad con amor y cariño los resultados se dan solos, existen jóvenes que traen situaciones no agradables, surgen de la calle, no traen valores, en sus casas les enseñan malos valores y lo traen arraigado, nosotros trabajamos con ellos y vemos sus áreas donde debemos trabajar, como son disciplinas, honestidad y nos han dado resultados; en el poniente de la ciudad tenemos jóvenes que ahora están terminando su universidad”, destacó.

Los docentes coincidieron que es gracias al esfuerzo, la paciencia y la disciplina como han podido forjar grandes deportistas, pero sobre todo mejores ciudadanos, algo que les deja muy satisfechos.

¡Felicidades maestros en su día!





Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$16.70
Venta
$17.10
MINUTO A MINUTO
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx