La conmovedora carta de despedida de Tom Hardy a su perro Woodstock


Hardy encontró a Woodstock durante un rodaje, y lo adoptó. El animal murió debido a una complicación de una enfermedad llamada polimiositis, cuando tenía seis años.


Sin Embargo | 19/06/2017

0
0

Ciudad de México.- Tom Hardy es uno de los actores que mejores críticas reciben en la actualidad. Ya sea por su capacidad camaleónica o por su carácter, Hardy, que ha interpretado al villano de Batman Bane, protagonizado la revisión de Mad Max, o que produce su propia serie en Taboo, en en general un tipo que cae bien.



Pero además de Hardy, también era genial su perro Woody Woodstock, quien llegó incluso a colarse entre los 100 animales más influyentes del planeta en un ranking que elaboró la revista TIME después de que el actor lo prodigara por varios eventos y presentaciones de películas.

Woodstock falleció esta semana, y Hardy le ha dedicado una motiva carta en su web que es un ejemplo del vínculo emocional que tiene una persona con su mascota. Hardy encontró a Woodstock durante un rodaje, y lo adoptó. El animal murió debido a una complicación de una enfermedad llamada polimiositis, cuando tenía seis años.

“La primera que vez vi a Woodstock estaba corriendo cerca de un peaje en la madrugada de una noche oscura en Peachtree, Georgia, Atlanta, mientras rodábamos Lawless. Él era un perro callejero. 11 semanas de edad” comienza relatando…



“Oh no, pensamos. Fui rápidamente detrás de él, pero ni siquiera estaba seguro de que era un perro. Paramos el coche. Usé mi teléfono para iluminar la carretera y que si se acercara algún coche pudiera verme Traté de ganarle terreno, pero era rápido. Vi esa cosa corriendo hacia la carretera a buena velocidad donde pasaban los coches y camiones y recuerdo sus orejas rebotando hacia el tráfico en la oscuridad. Iba a toda velocidad lejos de nosotros hacia la muerte inminente”.

“A la mierda, pensé, esto es un perro. ¿Qué estoy haciendo?’. Corrió directamente hacia mí y me golpeó en las piernas. No podía ver, pero podía oír su angustia y me agaché pensando que me iba a morder. Esperaba sentir sus dientes mientras con la mano cogí un montón de piel de su cuello para levantar lo que en realidad era un peso increíblemente ligero. Lo subí frente a mi cara y lo iluminé con mi teléfono. Era un muy pequeño, literalmente, y sus dos grandes ojos marrones miraron directamente a los míos. Estaba aterrorizado, pero completamente tranquilo”.

“Cuando volví al coche y me senté en mi asiento, se acostó sobre mi hombro y se quedó dormido. Y resopló. Claramente había pasado por muchas cosas, pero parecía estar listo para relajarse Lo llevamos directamente a una tienda de mascotas para limpiarlo y comprarle cosas buenas, un montón de cosas que necesitan los perros. Y caminamos por los pasillos, mientras le dejamos elegir todos los juguetes que quería”, recuerda sobre sus primeros momentos, que cuenta que eligió ese nombre cuando una compañera le preguntó si era chico o chica. “Es chico, puedo sentir su woodstock”.

“Me dio todas las alegrías que un perro le puede dar a un humano. Fue mi mejor amigo tras la muerte de Max”, comenta recordando a su anterior perro. “El primer día en casa se hizo caca, y quería comérsela… le perseguimos pero se la comió”, señala.

Tras recordar varias anécdotas, en el tramo final de la carta Hardy agradece a su compañero los años que han podido compartir. “Era demasiado joven para dejarnos y estamos desolados por su pérdida. Estoy agradecido por su compañerismo y en cierto modo estoy aliviado porque ya no sufra. Pero él mundo era mejor para mí con él a mi lado”, dice Hardy, que al final despide a su perro.

“Gracias Woody, por elegir encontrarnos. Te querremos y estaremos contigo y tú con nosotros para siempre. Nunca, nunca jamás te olvidaremos. Tu chico Tom. Te quiero por encima de todo. Hasta la luna y de regreso, y otra, y otra vez, hasta el infinito y más allá. Corre ahora con Max y los ángeles. Te veré cuando llegue allí. Te quiero con todo mi ser. Gracias por tu amor”.





Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$16.80
Venta
$17.30
MÁS VISTAS DE HOY
MINUTO A MINUTO
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx