Gasta Pemex cientos de millones en planta y aún no ha podido producir fertilizantes


En 2014, Pemex compró planta para producir fertilizantes en Coatzacoalcos, pero tras gastar 473 mdd en ella, aún no produce ni una tonelada


Los tanques, en forma de esfera de la planta de Agro Nitrogenados, lucen pintura nueva y los silos están cubiertos por mallas que muestran su proceso de renovación. FOTO: AGENCIA REFORMA
AGENCIA REFORMA | 17/07/2017

1
0

COATZACOALCOS.- Hace tres años, Pemex compró una planta con la cual planeaba pasar de importador a productor de fertilizantes, sin embargo, ha gastado 473 millones de dólares y aún no produce ni una tonelada de urea.

Además, la petrolera casi agotó los recursos que harían revivir la planta chatarra que adquirió de Altos Hornos de México (AHMSA) en 2014 por 273 millones de dólares.

Los 200 millones de dólares destinados para rehabilitar Agro Nitrogenados, que compró a Alonso Ancira, prácticamente se terminaron y podría pasar un año antes de que reinicie operaciones, según personal relacionado con la obra.

El complejo que Pemex adquirió hace tres años ubicado en Coatzacoalcos, cuando su director era Emilio Lozoya, tenía desde 1999 sin operar, lo que ha dificultado su rehabilitación.

Actualmente lleva un avance de 60 por ciento, de acuerdo con un delegado de la CTM, encargado de los trabajadores de la obra, quien pidió omitir su nombre.

Después de comprarla a AHMSA, la Empresa del Estado dijo que arrancaría la producción de urea en 2015, posteriormente el plazo se extendió al primer trimestre de 2017 y la última fecha comprometida es para principios de 2018, según informó Pemex a Grupo REFORMA.

Sin embargo, la planta podría estar lejos de comenzar a operar.

El delegado de la CTM confirmó que la planta debería quedar lista en diciembre de este año, pero a raíz de los retrasos de empresas subcontratadas por la española Avanzia, seleccionada por Pemex para realizar los trabajos de rehabilitación, se estima que se lleve por lo menos otro año más.

Cuando se hizo esa adquisición en 2014, la empresa del Estado calculó en 200 millones de dólares el gasto para su renovación.

"La mayoría de los recursos han sido erogados, ya que implicó realizar una remodelación completa para dejarla operando a la altura de las empresas más competitivas del mundo", dijo Juan Alfredo Lozano, director de Pemex Fertilizantes al Consejo de Administración en septiembre del 2016, según consta en el acta de la sesión.

La expectativa es que esta planta, bautizada ahora como Pro Agroindustria, produzca un millón de toneladas de urea.

En respuesta por escrito, Pemex destacó que la rehabilitación de la planta representa una oportunidad de negocio en un mercado que demanda un millón y medio de toneladas de urea al año y del que actualmente se producen en el País apenas 100 mil toneladas.

En un recorrido realizado por Grupo REFORMA el pasado 30 de junio, se evidenció que el área principal de la planta todavía no ha sido tocada por la rehabilitación.

Pemex detalló en su último informe a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) que la renovación contempla la restauración de los equipos rotatorios, estáticos y mecánicos.

Además de la construcción de una estación de compresión de dióxido de carbono, así como otros proyectos auxiliares.

Los años van y vienen, y los trabajos de rehabilitación no terminan.

Lo que si es evidente, es que Pro Agroindustria no ha podido borrar la historia que la antecede.

En una de las entradas, donde un sinnúmero de obreros esperan ser contratados, todavía luce el letrero, ya despintado, de Agro Nitrogenados S.A. de C.V., con el que Altos Hornos de México, los antiguos dueños, operaban el negocio.

Ubicada en el parque industrial Pajaritos, esta planta de fertilizantes se llamaba Fertimex y fue privatizada por Carlos Salinas de Gortari en 1992, y adquirida por el priista Rogelio Montemayor Seguy.

Desde afuera se pueden escuchar los rugidos de éste monstruo petroquímico, pero que provienen de máquinas de construcción y del ruido de los taladros que buscan rescatarlo.

A la distancia se alcanzan a ver, con sus trajes color naranja, algunos de los 500 obreros que trabajan en su rehabilitación, pese a que debería haber mil 500 empleados por el tamaño del proyecto, señala el delegado de la CTM.

Agrega que de lunes a jueves se juntan en promedio hasta 200 hombres, bajo el intenso sol que cubre a esta ciudad, en espera de participar en al rescate de la planta.





Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$18.10
Venta
$18.80
MINUTO A MINUTO
MÁS COMENTADAS DE HOY
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx