Atienden a mascotas sobrevivientes de temblor en Oaxaca


Una organización civil atiende a mascotas sobrevientes del sismo de magnitud 8.2 en Oaxaca


FOTO: AGENCIA REFORMA
AGENCIA REFORMA | 19/09/2017

0
0

JUCHITÁN.- La Chiquis, Bumbi, Larry, Canelo Álvarez, Capitán y Káiser fueron al servicio médico ayer en este municipio oaxaqueño.

De entre todos los perros, el más querido por sus dueños, sobrevivientes también del sismo de 8.2 grados del 7 septiembre, fue el chihuahua con nombre de boxeador.

"Quedó entre los escombros, nada más la carraca se veía con la cadena, gracias a Dios, que es grande, sobrevive todavía", dijo el señor Miguel Rasgado, quien perdió la casa pero salvó a su amigo.

"La traje aquí porque el día del temblor se le cayó casi una casa encima y le salió un chipote y también sus patitas se le lastimaron, porque pues por el golpe y siempre tiembla, siempre igual está llorando", dijo una niña con la correa de una bulldog en una mano.

Nerviosos, con la lengua colgando en la humedad del clima de 40 grados, las mascotas parecían tristes, pero con las colas listas para dar abrazos. La fila para entrar al Foro Ecológico, un lugar con árboles, piscinas y diversos salones, medía más de una cuadra.

La coalición Ayudemos a México calculó que desde la tarde del sábado hasta ayer habían atendido a más de 2 mil mascotas. Días antes repartió despensas a la población, así que ayer les tocó a las mascotas, la mayoría gatos y perros, aunque también a una cabra y un loro.

Los juchitecos que han pasado una difícil situación con el sismo, con al menos 37 muertos y cientos de casas destruidas, se consolaron ayudando a sus amigos, más cercanos ahora después de haber sobrevivido juntos.

Albertina, una señora de cabello blanco, sostenía a un chihuahua adormecido.

"Gracias a Dios no le pasó nada, afortunadamente pudimos sacarlo, porque la casa se derrumbó y nos salvamos y él también", dijo sobre Káiser.

La población comentaba también sobre cómo sus amigos los alertaron esa noche.

"No dejaba dormir, estuvo media hora quejándose y llorando y siempre ponía su patita para enfrente", dijo la niña que llevaba a Bumbi, una bulldog blanca y amigable.

Había gente sola, niños, jóvenes y ancianos y familias completas. Aprovecharon para llevarse un poco de las 16 toneladas de croquetas que las organizaciones donaron, una gran ayuda para este tiempo en que no hay ninguna veterinaria abierta.

La veterinaria Claudia Edwards comentó que la mayoría de los animales llegaban asustados o heridos, gatos y perros estresados, que corren apenas sienten una vara que se rompe.

"Los atendemos aquí proque pensamos que un animal sano significa una persona sana y viceversa", indicó.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.60
Venta
$18.50
MINUTO A MINUTO
MÁS COMENTADAS DE HOY
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx