VIDEO: Ante larga espera, brincan el tren


Una hora de bloqueo obliga a unos a arriesgarse y cruzar hasta un carrito de mandado por arriba


Los ciclistas veían apurados cómo transcurría en tiempo y el tren no terminaba de pasar; esperaron una hora. FOTOS: DANIEL ROSAS / EL MAÑANA
DANIEL ROSAS | 11/11/2017

1
2



¡Otra vez el tren está atravesado!.. Son las 3:30 de la tarde. Una llovizna cubre la ciudad, y las calles se saturan con el tráfico intenso entre sur y poniente de Nuevo Laredo.

La avenida Monterrey es una de las arterias que dan vida y liberan buena parte del tráfico diario a sectores populares, colonias y barrios que crecieron hace menos de 20 años. A la altura de la Plaza de Toros, conecta lo mismo hacia el poniente por la Prolongación Municipio Libre, y rumbo a la Eva Sámano, también al sur, rumbo a Carretera Aeropuerto, o a la zona hotelera y comercial rumbo a Soriana y Walmart. Hacia el norte cruza la Anáhuac, y corre paralela a la López de Lara –esta última para muchos sigue siendo la avenida México, como se llamaba antes-.

Por ser sectores populares, cruzar en bicicleta es una obligación para centenares de personas que dependen de ellas para llegar a sus trabajos.

A pesar de que desde hace mucho se prometieron puentes para ciclistas, estos son como castillos imaginarios, todavía un sueño.

El tren, día a día, interrumpe el tráfico, y se detiene a media calle. Pasan los minutos… cinco, diez. Ya mero. Ya mero. Parece que el tiempo se alarga.

Pero para los que van en bicicleta, es más difícil. Los más precavidos, se tapan con bolsas negras de plástico, con bolsas transparentes, con chamarras, que seguramente llevaban preparadas por si las dudas.

Otros apenas llevan cachuchas, y camisas ya empapadas.

¡Los ciclistas tienen que cruzar el tren por arriba! Es eso, o esperar a que la máquina se mueva. Al parecer, para muchos, ya es costumbre cruzar el tren brincándolo.

Los más jóvenes montan al tren con mayor agilidad, pero con un riesgo enorme de caer mal, de darse un “guamazo”, en el menor de los casos. Arriesgan la vida, literalmente, justo a unos metros de la plaza de toros. La audiencia son los conductores que esperan para cruzar en automóvil.

La solidaridad se observa entre los semejantes. Un ciclista ayuda a otro, primero uno sube, el de abajo pasa las bicicletas, y luego brinca a la máquina. Luego se repite, pero para bajar. Afortunadamente, la máquina no se movió en ese momento.

Dicen que las tragedias no ocurren porque sí. Siempre hay causas. Ayer nadie se cayó, afortunadamente. Nadie perdió ni la bicicleta, ni la vida.

¿Dónde está Tránsito? ¿Por qué el tren puede bloquear las vías durante más de una hora?

¿Por qué se permite que todos los días bloquee el ferrocarril las calles por tanto tiempo. Que crucen, está bien, ya ni modo, pero que se queden estacionados parece un abuso.

Unas personas llevan sus pertenencias en un carrito de mandado.

Al parecer nadie cree que lo vayan a cruzar. Pero sí, al final, con ayuda de otro, vacían el carrito de mandado, suben las cosas, y luego brincan el aparato. Después a dar la vuelta, mientras un perro que los acompaña los ve preocupado. El animal atraviesa las vías por abajo, sin problema.

Otro grupo de ciclistas llega, y al fin, el tren se mueve.

4:40 de la tarde, alrededor de una hora de bloqueo. Los ciclistas siguen su camino, y con suerte, llegarán a casa, mojados, cansados, con frío... pero por suerte, completos.

Otros ciclistas, se arriesgaron y brincaron el tren.

SITUACIÓN DE RIESGO







Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$18.10
Venta
$18.80
MINUTO A MINUTO
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx