Pagan hasta 20 mil pesos para 'amarrar' a su pareja


Diez de cada diez personas que acuden con un espiritista, lo hacen en busca del amor



14/02/2018
CIUDAD DE M√?XICO.- Es bien sabido que para muchos sectores de la poblaci√≥n el arraigo a los esp√≠ritus, la santer√≠a y los brebajes son el referente aut√©ntico de la cultura mexicana. Es quiz√°, lo que le da al pa√≠s el misticismo seductor que inspira a miles de extranjeros.

Cercanas las fechas del D√≠a de San Valent√≠n, cada a√Īo la espiritista Madame Adry Gonz√°lez recibe en un local del sur de Saltillo a casi 30 personas al d√≠a con la esperanza de ver qu√© les depara el futuro en la cuesti√≥n del amor. Pero tambi√©n, hay quienes de plano acuden a ella para amarrar a la persona que quieren traer ‚??cacheteando las banquetas‚?Ě por un buen rato.

Adem√°s de vender los aceites y velas t√≠picas de ‚??Ven a m√≠‚?Ě, ‚??Amarre guajiro‚?Ě para la vida sexual, la ‚??Miel de amor‚?Ě, y ‚??El desespero‚?Ě, a su negocio ubicado en Charles 2009 en la Bellavista, la espiritista realiza seg√ļn las peticiones: barridas para encontrar el amor, lectura de tarot, endulzamientos (el m√°s noble de los trabajos), amarres, y hasta ‚??trabajos‚?Ě con toloache que es peligroso en altas dosis, o con mu√Īecos de vud√ļ, ‚??los m√°s peligrosos‚?Ě, dice.



‚??Todos los trabajos son para el amor, pero no se trabajan igual. Hay dos tipos de amarre, uno es para controlar y otro que es el ‚??total‚??. Si t√ļ lo dejas va a andar detr√°s de ti como perrito faldero. En el vud√ļ siempre se les dice que est√°n entregando el alma de las personas, y eso s√≠ ya es m√°s pesado‚?Ě, indic√≥ en una entrevista.

Ninguno de sus clientes, cuya afluencia se centra en mujeres heterosexuales, hombres heterosexuales, mujeres lesbianas y hombres homosexuales, respectivamente, llegan sin preguntar antes que cualquier cosa, cómo solucionar su situación amorosa o afectiva.

‚??La pregunta principal en el tarot es amor, luego de trabajo, y de dinero. Si yo tengo 10 pacientes, esos 10 pacientes me preguntan. En los trabajos diarios, la gente primero por qu√© la est√°n dejando, y para alejar a las amantes; despu√©s para atraer a alguien; tercero, para retirar a las personas que dan demasiado amor; despu√©s para componer a las familias que sufren violencia‚?Ě, dice.

Entre el incienso, el calor de las velas y un olor permanente a herbolaria, los pacientes le han llegado a pagar a Ary desde los 100 pesos que cuesta una barrida, hasta 8 mil pesos, hasta los 20 mil por atraer al amor de su vida, seg√ļn sea el trabajo, y el lugar de procedencia.

‚??He tenido gente de Gobierno, conmigo s√≠ ha venido gente de Gobierno a preguntar por el amor. He tenido gente que viene de otros lados que gasta 8, 10, 15, y hasta 20 mil pesos para tener a la persona que quiere‚?Ě, expresa.

Madame Ary, quien ‚??hered√≥ los dones‚?Ě de su bisabuela, dice que aunque los santeros no lo dicen com√ļnmente, detr√°s de cada trabajo y cada vela encendida, se enciende el esp√≠ritu de un muerto, que finalmente va a ser quien ayude a ejecutar los deseos m√°s sanos y dulces, o los m√°s oscuros de los clientes.

En ese sentido, Ary dice que para evitar da√Īos irreversibles, la gente debe abstenerse a seguir videos de Youtube, sino a acudir con especialistas para evitar presencia de demonios o entes que pueden da√Īar de manera irreversible, tanto a los ejecutores, como a quienes se les dedican los trabajos.

‚??No porque sea el santero les debe de dar miedo, ustedes deben exigir saber c√≥mo se realizan los trabajos. Hay santeros buenos y malos que nada m√°s te quitan tu dinero‚?Ě, puntualiza.

Quienes acuden con Madame Adry lo hacen por (en ese orden):

-Amor.

-Trabajo.

-Dinero.