Surgen héroes en incendio


Un par de hombres rompen una ventana para que entrara oxígeno y evitar que un anciano muriera asfixiado por el humo


En el 1918 se registró el incendio en el que un hombre sufrió graves quemaduras.
Mauricio Belloc | 08/03/2018

0
0

LAREDO, TX.- Un hombre de 68 años y postrado en cama por enfermedad, recibió quemaduras de segundo y tercer grado en la parte superior de su cuerpo, luego de originarse un incendio en su recámara, dos héroes anónimos lo salvaron.

A las 11:00 de la mañana se inició el siniestro en el número 1918 de la calle Baltimore, entre Vidaurri y Santa Rita, barrio “Canta Ranas”.

Al parecer la llama de una veladora que fue derribada por el hombre discapacitado o enfermo, causó el fuego, fue en la recámara trasera, planta baja, de una casa de madera de dos pisos.

La esposa salió a la calle para pedir auxilio, se encontraba una dama y una “palomita” o mujer que cuida pacientes a domicilio.

Los automovilistas Gabriel Hernández y Adolfo Esquivel, pasaban por el lugar, en sus respectivos coches y pararon.

Ellos fueron a la parte trasera y quebraron las ventanas, el humo negro y las llamas salieron, pero ellos no pudieron entrar a rescatar al enfermo, pues la pesada cama de hospital, bloqueaba el ventanal.

Arnoldo Puente, capitán de Bomberos, dijo que el hombre sufrió quemaduras en brazos y torso.

Los vecinos entrevistados, aseguraron que llevaba afectado el rostro, cuello y pecho, cuando paramédicos los transportaron en camilla a la ambulancia.



(otra nota)

Los puso Dios en el momento exacto



pie

Gabriel Hernández y Adolfo Esquivel auxiliaron a un hombre enfermo, atrapado por el fuego en su habitación de madera.



Por Mauricio Belloc



LAREDO, TX.- Gabriel Hernández y Adolfo Esquivel, dos héroes anónimos, que transitaban en sus respectivos coches por el barrio Canta Ranas, terminaron salvándole la vida a un sexagenario postrado en cama por enfermedad.

Una mujer mayor, salió corriendo a media calle pidiendo auxilio con gritos y aspavientos de sus brazos.

La habitación del hombre de 68 años de edad, un cuarto de madera en la parte trasera de la vivienda, sin puerta de salida, estaba envuelto en fuego y humo, ya sin oxígeno.

El oxígeno quedó agotado adentro del cuarto.

La víctima estaba sin posibilidad de salvar la vida, pues no camina.

A patadas y con un palo de escoba, Gabriel y Adolfo quebraron las ventanas de la habitación del enfermo, para que las lenguas de fuego y las bocanadas de humo, escaparan y despejaran un poco el insoportable y muy enrarecido ambiente.



Servidores públicos

El señor Gabriel Hernández es un Servidor Privado, trabaja para las Cortes de Justicia del Condado de Webb, reparte notificaciones judiciales, trabajaba en el sector, llevando documentos.

Adolfo Esquivel, es un veterano ex policía con 29 años de carrera en la corporación local, de la que se jubiló, luego laboró 13 más, como auxiliar del condestable de donde también se retiró.

Iba a cortarse el cabello a una peluquería cercana al lugar del siniestro, pero olvidó su gorra y en auto regresaba por ella a casa.

Quiso Dios, que ambos hombres pasaron por el lugar cuando la esposa de la víctima salió corriendo a media calle.

“No pudimos entrar al cuarto, porque no había puerta desde el patio y la cama de hospital bloqueaba la ventana, sólo quebramos todos los vidrios y así pudo respirar el señor, quien ya había sido alcanzado por las llamas”, dijo Hernández, el primero en llegar a la escena, bajando a toda prisa de su auto y lo siguió un paso atrás el señor Esquivel, quien hizo lo propio desde su coche.



















Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$19.30
Venta
$19.90
MINUTO A MINUTO
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx