Me asumo ‘Pejechairo’



| 21/04/2018

0
0

La verdad no me queda muy claro lo que significa “Pejechairo”, Peje, porque creemos en López Obrador, apodado “El Peje”, pero eso de chairo no lo entiendo muy bien y desconozco su origen semántico, pero bueno en términos generales así nos llaman a quienes creemos que Morena es la esperanza de México, a quienes estamos cansados de renovar cada seis años una nueva esperanza que al final del sexenio la vemos derrumbarse, ahora con estrépito, a quienes ya no creemos en el PRI o en el PAN, a quienes no aceptamos esas extrañas y antinaturales alianzas formadas para enfrentar a la creciente ola de Morena.

He votado por López Obrador en las dos ocasiones anteriores, no me arrepiento y sigo creyendo en él, en la posibilidad de que tengamos otra opción para sanear al país y por fin verlo en vías de desarrollo, vías que han estado obstruidas y canceladas durante tantos años. Soy de los que creen que la política no necesariamente tiene que ser sucia y que los políticos no obtengan patente de corso para saquear los municipios, estados y a la Nación. Creo firmemente que hay políticos honestos y bien intencionados en todos los partidos, pero que por lo mismo nunca les han dado la oportunidad, su honradez no encaja en sus proyectos.

Creo en México y en los mexicanos, que si bien no somos el mejor ejemplo, esto es por una deformada educación y circunstancias por demás adversas que han deformado nuestra conducta, vivimos en medio de “gandallas” y a su merced, que nos agandallan a todos y respondemos como gandallas; sin embargo, esto se puede revertir cuando tengamos una sociedad justa, equitativa y honesta; entonces seres el producto de una sociedad así. Todos esos gandallas, chairos, pelados, han dado muestras de un gran sentido humano, los vimos en el último sismo y en los anteriores, los vemos a la vuelta de la esquina cuando ayudan a sus iguales o se solidarizan con el dolor ajeno.

No todo está perdido, sólo se requiere que las condiciones cambien para que aflore el lado bueno que todos tenemos, la mayoría no nos levantamos pensando a quién fregar, sino en trabajar; lo grave son los millones de pobres y hasta paupérrimos que hemos creado, les negamos toda oportunidad y luego nos quejamos de ellos. -Habrá que creer, dice una canción de Filio y yo creo y seguiré creyendo, no puedo perder la fe, porque entonces sí perdería todo. Por lo pronto seguiré siendo un “Pejechairo” y a mucha honra. (Es un honor estar con Obrador).

Quiero aclarar a quienes aseguran que quienes apoyamos a Morena y creemos en López Obrador, somos una bola de pelados ignorantes, tan torpes que no entendemos nada, etc., que soy profesor con 51 años de antigüedad, de los de antes, de los que los educamos a ustedes, de los que trabajábamos con bajos sueldos y enormes cargas de trabajo, cooperativas, desfiles, asambleas, campañas de todo tipo, que realizábamos la juntas sindicales en sábados y asistíamos a cursos en vacaciones, que no era raro vernos en las escuelas en fines de semana y hasta en vacaciones, etc. Terminé una Licenciatura en la UPN, la Normal superior especializado en Historia, un diplomado en orientación familiar y una maestría en Desarrollo Humano.

O sea ignorante no soy, ni parásito, tal vez torpe sí, porque hay cosas que no entiendo, como eso de seguir apoyando al PRI o al PAN después de lo que hemos vivido y entonces me pregunto ¿quiénes son los ignorantes? Reclamo mi derecho a equivocarme, el PRI ya sé lo que ofrece, lo hemos padecido muchos años, el PAN ya demostró que es más lo mismo, con sus mismas mañas y la misma voracidad, ya padecimos y padecemos la corrupción de un régimen panista en el Estado y en la ciudad. Renuevo mi esperanza en Morena y nuevamente votaré por López Obrador, tiene derecho al beneficio de la duda, somos millones quienes se lo otorgaremos, los suficientes para que el fraude no funcione.

Recuerdo que decía “El Chale”: -En la oposición no podemos ganar con mil votos porque nos los desaparecen en la mesa, tenemos que arrasar para pagar las trampas y nos sobre para triunfar-. Por eso tenemos que arrasar, el espíritu de Cantú Rosas sigue vivo.

Gracias amable lector por la gentileza de su atención, le deseo un espléndido fin de semana en familia; puede no estar de acuerdo conmigo, pero no me niegue el derecho a decir lo que siento y pienso.





Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.50
Venta
$18.50
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx