La selección de Rusia y su mundial 2018


Los anfitriones rusos ven cómo se organiza un evento en el que, a pesar de la localía, luce bastante lejana la posibilidad de trascender en el mismo


| 04/05/2018

0
0

A pocos días del inicio del Mundial, los anfitriones rusos ven cómo se organiza un evento en el que, a pesar de la localía, luce bastante lejana la posibilidad de trascender en el mismo, llevando una gran desazón a los fanáticos rusos, que ven cada vez más lejos aquella selección del año 2008, que cayó en semifinales de la Eurocopa, pero que sin duda competía con cualquiera.

Desde 1994, en Estados Unidos, Rusia participa en Mundiales sin pertenecer a la Unión Soviética –URSS-, y hasta el momento son más los Mundiales en los que no ha participado –tres-, que los partidos que ha podido ganar en las tres citas futbolísticas a las que asistió –dos-.

Poca confianza

Luego de una actuación poco relevante en la pasada Copa Confederaciones, donde quedó eliminada en la primera ronda, únicamente ganando en su partido de debut ante Nueva Zelanda, cayendo después ante Portugal y México, el país se ha mostrado escéptico con su selección, llevando las críticas, por parte de la prensa, ex jugadores y fanáticos a niveles muy altos, que sólo generan desconfianza en el equipo.

Esto viene acompañado y se suma a una lista de malas actuaciones, en los últimos eventos futbolísticos en los que ha participado el combinado europeo, con eliminaciones sin victorias, tanto en Brasil 2014 como la Eurocopa 2016, en Francia. Y llevamos a que le ha tocado un grupo difícil en la presente copa del mundial fifa 2018 que se aproxima. En su fixture Mundial de Rusia 2018 tocará jugar con Egipto (salah), Uruguay (cavani, suárez) y arabia saudita.

Durante el 2017, quitando la participación en Copa Confederaciones, la selección rusa disputó un total de 8 partidos de preparación, donde sólo pudo ganar en dos ocasiones, antes Corea del Sur y Hungría, empatando en 4 más, contra cuadros como Bélgica, Chile, Irán y España, mientras que cayó en dos oportunidades, a manos de Costa de Marfil y Argentina, por 1-0.

Pese a no ser malos números, y enfrentar a rivales con cierta jerarquía sin caer derrotados, como Bélgica, Chile y España, el principal análisis para hacer con respecto a los rusos es su capacidad para competir en las grandes citas. Desde el año 2008, donde realizaron una Eurocopa en Austria y Suiza formidable, donde llegaron a semifinales cayendo eliminada a manos de la campeona España, el equipo ruso no sabe lo que es competir sin miramientos.

Aquella selección, comandada desde el banquillo por el experimentado Guus Hiddink, contaba en el plantel con jugadores sin tanto renombre, pero que formaban un combinado que competía. Jugadores como Igor Akinfeev en la portería, una defensa encabezada por los hermanos Berezutskiy, un mediocampo todo terreno, con Igor Semshov y Yuri Zhirkov por el costado izquierdo, danzando frente a ellos el diferente y talentoso Andrey Arshavin, y contando con los goles de Roman Pavlyuchenko, formaban un sólido bloque colectivo, con despliegue y buen juego.

Poco o casi nada queda de ese equipo, donde lógicamente, por llevarse un proceso de recambio generacional, deja como únicos sobrevivientes de aquel plantel al hoy capitán Igor Akinfeev y al incombustible Yuri Zhirkov. Pero esta transición generacional ha sido bastante dramática para los rusos, ya que no han podido estar ni cerca de construir un proyecto sostenible, que les permita aspirar a algo en su Mundial.

Con talento, pero no basta

Actualmente Rusia posee un universo de jugadores, que tiene mucho talento y calidad, que juegan en su mayoría en los principales equipos del país, pero no ha sido suficiente. Desde hace tiempo, el jugador más destacado es Alan Dzagoev, que está entrando en una etapa de madurez futbolística, que podría ayudarle a dar el salto del CSKA Moscú a algún equipo de una liga con mayor trascendencia en Europa.

Pero Dzagoev no puede solo, y es ahí donde es importante la aparición de jugadores como Aleksandr Kokorin o Fedor Smolov, será determinante con miras a superar un grupo de Mundial que se antoja como la oportunidad perfecta para avanzar por primera vez a los Octavos de final en un Mundial, desde que participan como Rusia.

La dirección de un experimentado Stanislav Cherchesov, técnico desde el año 2016, tras dos años de trabajo, invita a pensar que los resultados están cada vez más cercanos, aunque por la evidencia luce difícil imaginarlo. Por lo pronto, el debut ante Arabia Saudita, el 14 de junio, será el termómetro inicial para este equipo, que espera clasificar a pesar de no contar con todo el apoyo de su afición, en un grupo que comparte además con Uruguay y Egipto.





Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.70
Venta
$18.70
MINUTO A MINUTO
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx