La China: un diablo de mujer


Supo incursionar en un ambiente exclusivo de mujeres, llegando a ser comandante de la estructura de los Dámasos; se le atribuyen más de 150 muertes


Junto a dos sicarios bajo su mando se observa a La China.
Agencias | 15/05/2018

0
0

Historia de narcos



CIUDAD DE MÉXICO.- A la ex jefa de sicarios de las Fuerzas Especiales del Cártel de “Los Dámaso”, Melissa Margarita Calderón Ojeda alias “La China”, se le señala como presunta responsable de la ola de violencia en La Paz, Baja California Sur, donde hasta hoy se han registrado 178 crímenes en una lucha por el control de la plaza del narcomenudeo en la capital sudcaliforniana.

La joven de 30 años se convirtió en la mujer más poderosa dentro de un cártel en México, señalan algunos medios. Era un “monstruo maníaco” que compraba a la Policía, secuestraba a sus enemigos y arrojaba las partes de sus cuerpos desmembrados en las puertas de los hogares donde habitaban sus familias, según narró a la Policía Federal, su novio y segundo al mando, Pedro “El Chino” Gómez.

Hace pocos meses, muy molesta por que “Los Dámaso” la degradaron de cargo dentro de la estructura criminal, fundó su propio Cártel que controló la plaza de BCS, hasta que fue arrestada sin un sólo disparo la tarde del sábado pasado, mientras intentaba huir del estado por avión desde el aeródromo de Cabo San Lucas.

Las autoridades federales la trasladaron a la cárcel de La Paz, una ciudad que había controlado totalmente tan sólo tres meses antes en donde supuestamente ella misma cometió más de 150 asesinatos.



Se convirtió en un monstruo



El diario británico Daily Mail hizo el recuento de cómo fue el ascenso y la caída de “La China”, y según sus fuentes, tenía horrorizados a los propios miembros de su cártel, por el “monstruo” en que se había convertido.

De acuerdo con el medio extranjero, fue el propio “Chino”, su ex pareja sentimental, el que negoció información con las autoridades sobre dónde se encontraba su novia, e incluyó la ubicación de los “cementerios secretos” de “La China”, todo a cambio de una sentencia reducida.



Su ascenso y descenso



Calderón Ojeda se involucró en el crimen organizado en el año 2005, cuando comenzó a trabajar para el cártel de “Los Dámaso”, cártel en el que rápidamente ascendió debido a su crueldad y fiero temperamento, señala el Daily Mail.

Por ello fue nombrada comandante de su brazo armado en 2008, puesto desde donde se hizo del territorio de guerra de la organización, que impuso su autoridadsobre la capital del estado, La Paz, así como de la popular localidad turística de Cabo San Lucas, visitada por cientos de miles de personas cada año.

Ya como comandante de “Los Dámaso”, “La China” supuestamente comenzó orquestar asesinatos y tomar el control de vastas zonas de la ciudad. Así, los asesinatos en Baja California Sur se triplicaron durante los siete años que estuvo al frente del brazo armado del cártel.

A pesar de que la narco cultura narco está dominada por hombres, “La China” inspiró la lealtad de sus tropas, y se dice que repartía bolsas gratuitas de cocaína a los que ella pensaba que había hecho bien su trabajo.

Sin embargo, algo ocurrió. En junio pasado “Los Dámaso” le pidieron a “La China” que dimitiera de su cargo como jefa de sicarios, tras el regreso de Abel Quintero, un asesino experimentado que recién había sido liberado de prisión.

“Furiosa por su descenso de categoría, desertó del Cártel de ‘Los Dámaso’ y anunció la formación de su propia organización criminal”, asegura el rotativo extranjero.



La guerra contra sus antiguos aliados



“La China” declaró la guerra a sus antiguos patrones y socios, e intentó tomar el control de La Paz y luego de Los Cabos. Con ella como la cabeza, “El Chino” tomó el papel de segundo al mando, Sergio “El Scar” Beltrán se convirtió en asesino en jefe, Rogelio “El Tyson” Franco fue puesto a cargo de la logística, y Pedro “El Peter” Cisneros se convirtió en jefe de ventas de narcóticos y de eliminación de cuerpos de enemigos.

Además de las “altas esferas” de su cártel, “La China” tenía más de trescientos comerciantes y soldados que montaban unas motocicletas color rojo para identificarse a nivel de calle, indica el Daily Mail.

Así inició una escalada de violencia en la tranquila Baja Clifornia debido a los enfrentamientos con los Dámasos, que finalmente acabaron el sábado en que fue detenida, gracias a la información que dio El Chino, quien denunció el comportamiento de ella que se salió de control provocando la espiral de violencia.







Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$18.00
Venta
$18.70
MINUTO A MINUTO
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx