Mantienen vivo antiguo oficio de escribano


Manuel Ovidio Ruiz forma parte del grupo de escribanos que se encuentra a espaldas del Palacio Federal por más de 50 años


FOTOS: CESIAH GÓMEZ / EL MAÑANA
CESIAH GÓMEZ | 15/07/2018

0
0

A los 71 años, Manuel Ovidio Ruiz Samaniego se aferra a su máquina de escribir la cual ha sido su instrumento de trabajo por más de 53 años y espera seguir haciéndolo hasta que sus fuerzas se lo permitan.

De joven estudió la carrera de contador privado y su primer y único empleo desde entonces ha sido trabajar como escribano público realizando traducciones de actas de nacimiento, matrimonios, divorcios, defunciones, entre otros escritos y oficios.

asimilando los problemas de la gente y tratar de darles asesoramiento, orientación y ayudarlos en lo que se pudiera porque en aquellos tiempos la comunicación era por correo, telégrafos y me gustaba redactar cartas que la gente mandaba a sus parientes en el interior de la República o el exterior en Estados Unidos”, expresó evidentemente emocionado al recordar cómo surgió su oficio.

Pese a que desde hace varios años la tecnología y la facilidad de comunicación que existe hoy en día a través de diversos medios ha disminuído su trabajo hasta un 80 por ciento, Manuel dijo que nunca pensó en abandonar su oficio.

“Al principio era bastante trabajo que no nos dabamos abasto, pero ya después fue entrando la nueva tecnología y ya ahí fue cuando fue mermando, pero como quiera nos da lo suficiente para seguir sosteniendo a la familia que ya como quiera ahorita sólo somos mi esposa y yo porque nuestros hijos ya hicieron su vida”, contó.

Sin embargo, aseguró que su oficio sigue siendo su sustento gracias a la preferencia de mucha gente.

“Mucha gente prefiere contratar nuestros servicios porque es más económico que contratar una secretaria y pagarle sueldo y varias prestaciones a venir con nosotros y pagarnos nada más por el trabajo que se pida”, señaló.

Actualmente los escritos para Hacienda, para la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, cartas de trabajo, recomendaciones, traducciones de actas de inglés a español o español a inglés y el llenado de formatos de todo tipo, es lo que más le solicitan sus clientes.

“Ahorita nada más un compañero usa la computadora, pero yo sigo fiel a la máquina de escribir, a la tradición con la que empezamos, tengo tanto tiempo usándola que ya escribo sin ver el teclado, dice mi esposa que hasta escribo dormido, porque trabaja uno con el tacto y el cerebro”, refirió.

Manuel forma parte del grupo de escribanos que se ubica a espaldas del Palacio Federal, a un costado de la primaria Miguel F. Martínez, donde inicialmente había 12 escribanos y actualmente sólo quedan seis que mantienen vivo un oficio que hace muchos años era muy solicitado.

“Esto a mí me ha dado muchas satisfacciones y los ingresos para tener una vida más o menos decorosa y me gusta mucho lo que hago”, recalcó Manuel, quien además aseguró que si volviera a nacer volvería a elegir el mismo oficio para desempeñarse.

Manuel tiene 53 años dedicándose al oficio de la traducción y escritura.Asegura que si volviera a nacer se volvería a dedicar al mismo oficio.





Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.70
Venta
$18.60
MINUTO A MINUTO
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx