¡Hasta pronto Patricia!




22/07/2018
Llegó a vivir a Nuevo Laredo hace más o menos tres años gracias a que su esposo fue asignado para trabajar aquí. Llegó sin conocer a nadie pero queriendo conocerlo y disfrutarlo todo. Ella me platicó un día, que cuando supo que en la ciudad había un grupo de mujeres trabajando en empoderamiento de otras mujeres, inmediatamente decidió sumarse para apoyar estas actividades. Ahí coincidimos. (Gracias al voluntariado una puede tener grandes regalos).

Recuerdo cuando me dijeron que había una nueva socia-voluntaria en las acciones para promover la igualdad de género, la inclusión y la diversidad humana, supe que era una buena noticia. Aunque he de confesar que jamás imaginé que hoy, después de 3 años de amistad y mucho trabajo a su lado, iba a estar escribiendo esta carta de despedida con mi corazón apachurrado y mucha tristeza por decirle adiós.

Gracias a Patricia, el Foro de Mujeres del Consulado tuvo un gran impulso. Las galletas de chocolate y la comida saludable siempre fueron el delicioso pretexto para reunirnos en su mesa para soñar con un país más solidario e incluyente. Imaginamos -gracias a su creatividad- cómo las señoras Tlacoachas hablaban de igualdad de género y se unían con los señores Tlacoaches mano a mano para salvarse y salvarnos. A su lado, no fuimos pocas las que reflexionamos y actuamos de manera más equilibrada y saludable, tomando conciencia del necesario control de nuestras vidas gracias a lo que comemos y de cómo y dónde nos movemos.

Patricia eres y serás siempre para mí una fuente de inspiración de cómo ser mujer, esposa y madre sin olvidarme de mí, de mis necesidades y pasiones.

El Foro de Mujeres del Consulado seguirá adelante buscando honrar tu fe en nosotras y en nuestros liderazgos. Seguiremos marchando, luchando, soñando, para poder comer un día contigo, frente a frente o delante de la computadora, una taza de café o alguna limonada, y contarte las mil y una formas en las que nos hicimos más fuertes, guerreras y generosas juntas desde el Foro de Mujeres viviendo la sororidad.

¡Te vamos a extrañar mucho Patricia Linderman! Gracias por regalarme tu amistad y afecto.