Transformación



Idalia Álvarez | 12/08/2018

0
0

Todos en la vida queremos lo mejor: nos gusta lo caro y bueno, algunos solo miramos con impotencia cuando no tenemos el poder para conseguirlo.

¿Que es lo que nos limita, para lograr lo que muchos?.

La falta de preparación general es un motivo, no logramos desarrollarnos en beneficio de nuestro prójimo, tampoco en el maravilloso mundo de “las ventas que nos permita disfrutar de privilegios que muy pocos, logran.

Debemos de comprender que todo en la vida, es un servicio.

Para seguir adelante y desarrollarnos: debemos estar dispuestos a servir CON AMOR POR NUESTROS SEMEJANTES, en lo que somos y lo que hacemos.

El entusiasmo es el valor que nos va a ayudar a encontrar en primer lugar a nuestro justo medio.

Si la vida nos puso en el camino de vendedores y servimos como tal: debemos ir por la perfección, nuestro talento es lo más importante y debemos de pulirlo como a una joya.

Aun contando con preparación académica suficiente, siempre se batalla para encontrar la punta de la madeja.

Con el tiempo todo cambia: sobre todo las leyes que ayer eran unas, hoy son otras y mañana pueden ser diferentes.

Lo que puedas hacer hoy, hazlo, porque mañana algo puede haber que te lo prohíba.

Si todo cambia tú también hazlo: tienes todo el derecho del mundo y la obligación.

Reconócete como vendedor y comprende que todo pasa.

Si hoy todo está bien ten la seguridad que se acerca un cambio.

Lo más recomendable para auto-aprovecharte: es la introspección y el autoanálisis.

Ubicar todo lo bueno en nosotros; eso nos arrimara muchas posibilidades.

Existe en nuestra mente predispuesta, la total invasión de energía negativa, en la parte proporcional que nos corresponde.

Todos nuestros valores positivos se cuentan por docenas. Lo malo también es parte integral en nosotros y debe ser motivo de estudio.

Un vendedor: tiene la facultad de permanecer más tiempo en ese maravilloso mundo y estudiar los valores en su totalidad.

El estudio de valores no solo te ayuda a ti sino a todo el mundo y de inmediato, La restructuración interna solo se logra estudiando y analizando los valores positivos en todas sus formas.

Todo lo que hagamos y digamos en nuestra vida diaria se debe aceptar como una auto-venta.

Ejercer como vendedor: no denigra a nadie es necesario serlo y saberlo.

Las ventas no se anteponen a los servicios, son afines.

Como vendedor: da poco y recibirás poco, da mucho y recibirás más, eres bendecido o no lo eres, el vendedor que está preparado para dar, también debe estarlo para recibir.

Los cambios transformadores están en una constante danza ante nosotros porque estamos cambiando constantemente, debemos asumir que así es y adquirir el control.

Cuando un ser humano cambia, también cambia todo su ámbito.

Si uno cambia: todo cambia y/o se transforma.

En esta vida desde que vemos por primera vez la luz: todos somos vendedores.

Gracias padre: por escucharnos, dirigirnos y cuidarnos.





Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$18.90
Venta
$19.70
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx