Permite Trump preservar el carb贸n como fuente energ茅tica


La EPA propone una rebaja los requisitos medioambientales y da marcha atr醩 a una de las grandes iniciativas ecol骻icas de Obama



21/08/2018
El recorte en las emisiones impuesto en Estados Unidos a las centrales t茅rmicas que usan el carb贸n como fuente de energ铆a era un gran pilar en la agenda de Barack Obama para luchar contra el cambio clim谩tico. Su sucesor, Donald Trump, le da ahora un vuelco con la intenci贸n de frenar esa disminuci贸n. La Agencia de Protecci贸n del Medio Ambiente (EPA, en sus siglas en ingl茅s) propone que los Estados dispongan de m谩s autoridad al definir las fuentes del mix energ茅tico y preserva as铆 el carb贸n prolongando la vida de estas plantas.

La acci贸n no es sorpresa. La defensa de los empleos en la industria del carb贸n fue uno de los caballos de batalla durante la campa帽a que le llev贸 a la Casa Blanca y llega un a帽o despu茅s de abandonar el Pacto de Par铆s. El republicano participar谩 este martes en un mitin en Virginia Occidental, uno de las regiones productoras de carb贸n, donde volver谩 a defender su estrategia para ayudar a las comunidades afectadas por la competencia del gas natural y las renovables. La letra peque帽a de la propuesta admite, sin embargo, que el cambio podr谩 provocar 1.400 muertes prematuras adicionales al a帽o por la contaminaci贸n.

Andrew Wheeler, el administrador en funciones de la EPA, que fue lobista de la industria del carb贸n, firm贸 este lunes la propuesta por la que se desmontan las restricciones medioambientales que se imponen a las plantas de generaci贸n el茅ctrica y deja en manos de las autoridades regionales c贸mo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Ahora la iniciativa debe someterse a un periodo de consulta p煤blica, que se espera conflictivo.

Wheeler, que present贸 los detalles este martes, afirma que el plan de Obama era ??eliminar por completo? el carb贸n con reglas injustas e imposibles de cumplir para la industria. Entre las medidas que contempla la bautizada como Affordable Clean Energy en sus m谩s de 200 p谩ginas, se recomienda que las viejas plantas se modernicen con nuevas tecnolog铆as para producir energ铆a utilizando menos combustible y se pondr谩n incentivos a su disposici贸n para preservarlas.

Trump ya firm贸 hace un a帽o un decreto declarando "el fin de la guerra al carb贸n", en su empe帽o por barrer las regulaciones sobre cambio clim谩tico adoptadas con Obama. Se activaba de esa manera una revisi贸n del Plan de Energ铆a Limpia, que requer铆a que para el 2030 los estados del pa铆s redujesen en un 32% las emisiones de di贸xido de carbono de las centrales de generaci贸n con respecto a los niveles de 2005.