Fuego en el museo



| 12/09/2018

0
0

Difícilmente, desde el punto de vista cultural, puede hablarse de una tragedia mayor, que la del incendio del museo latinoamericano más importante, ubicado en Río de Janeiro. Una tragedia en la que, afortunadamente, no hubo pérdidas de vidas humanas, conforme se van conociendo las reliquias históricas que se han destruido, el dolor por ellos, va aumentando.

Hoy escuchamos que este incidente pudo haberse evitado, que no se tomaron las medidas de seguridad pertinentes, que el presupuesto se había reducido, que era domingo por la noche, etc. Excusas, que lejos de tranquilizar, no hacen más que atizar el dolor.

También me pongo a pensar, que cada ser humano se parece muchísimo a ese museo. Cada uno encierra en sí mismo, lo mejor que hay en nuestro planeta: inteligencia, bondad, sabiduría, que son, entre muchos, los grandes tesoros que hemos heredado de nuestro pasado evolutivo, así como el fruto de conocimiento de millones de seres humanos, que tenemos la obligación de cuidarlos, y, ¿por qué no?, de incrementar su valor.

Desafortunadamente, es muy fácil constatar cómo muchos de nosotros, no solamente nos descuidamos o destruimos esos invaluables tesoros, y los hemos sustituido con lo peor del conocimiento humano, que devalúa nuestra dignidad, a cambio de un poco de placer o de un orgullo que nos engaña y debilita.

La dignidad de cada uno de nosotros, es el tesoro más valioso que poseemos, tanto nosotros como los demás. Y, no es nada sorprendente la cantidad de ocasiones que estamos dispuestos a abandonarla, a cambio de conductas, a todas luces incorrectas, pero satisfactorias a los caprichos, forjándose así, las principales tragedias personales y sociales. Los ejemplos abundan en todos los niveles sociales como intelectuales. Y en el caso de que la persona sea famosa, nutre las páginas de las revistas que basan su información en este tipo de actitudes, creándonos un sentimiento en el que este tipo de conducta es la más normal y realista... y lo peor es que hay quien se lo cree.

En el documento “Hacia el encuentro de Jesucristo Redentor” de mayo pasado, los obispos mexicanos escriben:

“Esta disposición relativista del mundo actual, no son sólo teorías o datos, sino que su influencia se expande como fuego en el bosque y va tomando carta de ciudadanía en la vida práctica de la sociedad, provocando muchas veces confusión y contradicciones, especialmente en la gente sencilla. Este pensamiento, en el fondo, es una forma de intolerancia y temor de quienes son incapaces de tener un diálogo abierto y honesto por encontrar la verdad. Para algunos creyentes católicos, esta inclinación ha significado una renuncia en sus prácticas religiosas, pero, lo que es más delicado, en un abandono de su fe… incluso entre los bautizados y los discípulos de Cristo, hay una especie de apostasía silenciosa, un rechazo de Dios y de la fe cristiana, en la política, en la economía, en la dimensión ética y moral y el la cultura post-moderna occidental”.

No podemos seguir dándonos el lujo de descuidar nuestros valores, por nuestra desidia o descuidos. Muchos de los hechos familiares y sociales que hoy lamentamos, son precisamente basados por estas actitudes. Hoy, muchos de nosotros tenemos que hacer el rescate de estos valores. No será fácil, ante un ambiente en contra. No es exagerado decir que el futuro de la humanidad está en juego, porque cuando cambiamos nuestra sensatez por caprichos o comportamientos que no soportarían una revisión, pero en ello, como siempre, usted tiene la última palabra.

padreleonardo@hotmail.com





Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.60
Venta
$18.60
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx