Malas noticias



| 21/09/2018

1
0



A diario nos despertamos con puras malas noticias. Son tantas que, por momentos, sentimos que estamos indigestados; como si en una sola comida hubiéramos consumido 12 tacos al pastor, dos sopas de médula gigantes, seis tortas ahogadas, un kilo de cochinita pibil y una canasta repleta de dulces mexicanos.

Con tanta indigestión no podemos concentrarnos, se nos confunden las ideas, nuestra circulación está más que entorpecida y, para colmo, tenemos una taquicardia de casi 400 latidos por minuto.

De antemano les pido disculpas por encontrarme en ese estado. A pesar de mi malestar, intentaré comentarles las noticias menos aterradoras de la semana.

El lunes nos amanecimos, gracias a la exclusiva de nuestro periódico, con la “muy estimulante” noticia de que nuestra “adorable” Karime, la jarocha más internacional de Veracruz, había adquirido una mansión de 7 millones de dólares en Miami mediante “una firma fachada y una financiera uruguaya”.

En esos momentos sentí imperiosos deseos de regurgitar todos los antojitos mexicanos arriba mencionados. Estuve a punto de hacerlo, pero no lo hice por respeto al piso de duela de madera del departamento que rento.

No es posible. No puede ser. ¿Cómo que esta casa nada más es uno de más de 50 bienes adquiridos en Estados Unidos y España con dinero del erario veracruzano?

¿Qué significará para ella este reciente escándalo de enriquecimiento ilícito? Imaginemos su fuero interno: “Me vale. Tengo lo que quiero. Mis hijos estudian en Londres en el colegio que yo quiero. Aquí nadie nos conoce, somos uno de los tantos ricos mexicanos. En 10 años se habrá olvidado todo y yo habré triplicado mi fortuna y mis hijos serán respetados por ser millonarios. It's all about money”.

¿Estamos o no en bancarrota como dice el Presidente electo, López Obrador? Es cierto que hay millones de mexicanos en bancarrota, pero de eso a que el país lo esté, no lo sé. ¿En qué se basó para asegurarlo? ¿Qué sabe él que nosotros no? ¿Quién le informa, qué le cuentan, qué le preocupa y qué nos oculta? ¿Por qué matizó su declaración? Vuelve la incertidumbre y todavía López Obrador ¡¡¡no se sienta en la silla!!! Help!!!

Unos 300 cadáveres almacenados en dos tráileres siguen a la deriva en Guadalajara. ¿Cómo procesar esta noticia tan dantesca? ¿Quiénes son, de dónde vienen, a dónde los llevan? ¿Por qué no han sido entregados a sus familiares? ¿Será porque no saben quiénes son? ¿Cuentan con informe forense?

“Tengo una hija desaparecida desde hace dos meses y las autoridades no saben nada”, dijo Luis Octavio Cotero, el recién cesado titular del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses. Si alguien como Cotero no ha podido encontrar a su hija, ¿cómo van a encontrar a sus hijos simples mortales? Hopeless!!!

Ayer (miércoles) se conmemoraron los 33 años del terremoto de 1985 y un año del sismo del 2017. Qué lamentable es enterarse que muchos de los damnificados del segundo temblor todavía duermen en la calle. No hay un censo de los edificios ni de las personas afectadas. El manejo de los recursos para la reconstrucción resulta opaco y muy deficiente.

En relación al Colegio Rébsamen, seguimos sin saber quién es Frida Sofía ni dónde está la directora. ¿Cómo saber dónde están los 50 millones de pesos designados por el Senado a la reconstrucción? ¿A quién responsabilizamos cuando la LXIII Legislatura ya terminó? Who knows?

¿Qué pasó en Garibaldi en donde murieron seis personas? ¿Quiénes eran los atacantes vestidos de mariachis? ¿Por qué las autoridades no actúan cuando ya se sabe dónde está la venta de drogas y quiénes la controlan? Los turistas ya no vendrán a la Plaza Garibaldi, van a tener que migrar a otra plaza, como por ejemplo la Place de la Concorde... Tendrían un éxito enorme.

De corazones va la cosa. La imagen de Peña Nieto intentando formar un corazón con sus dos manos. Ni eso pudo. ¿Por qué lo hizo? ¿Por qué no practicó antes frente al espejo? Lástima que sea por lo único que lo vamos a recordar.

Por último, recuerdo triste y con pena ajena la respuesta evasiva de López Obrador a una reportera en relación al caso del Gobernador y Senador Manuel Velasco: “Voy a una reunión con los legisladores, corazones, corazoncitos”. Y le vuelve a preguntar la reportera y concluye: “No, no, corazón”. El Presidente electo me recordó a “Pepe El Toro” en “Nosotros los Pobres”. Me recordó a Piporro y a Susano Cantarranas, padre biológico de Foforito. AMLOVE.

gloaezatovar@yahoo.com





Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$18.80
Venta
$20.00
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx