Tamara: la lucha no termina


Activista hasta el final, sus logros fueron a paso lento debido a que muchos le negaban la ayuda


La lucha de Tamara fue muy larga, pero sí rindió frutos.
ALMA PIÑA | 23/09/2018

2
0

La lucha de Tamara Trejo inició en el 2001, identificando la problemática que muchas personas con VIH enfrentan para sobrellevar su condición de vida. Buscó la forma de hacer conciencia, ante la falta de acciones focalizadas para dar respuesta al flagelo social en Nuevo Laredo.

Juntó a un grupo de amigos y familiares de personas viviendo con VIH y los mismos portadores del virus, se organizaron para dar una respuesta y fomentar la cultura de la prevención del Sida y la inclusión de quienes lo padecen.

Para ser escuchada y para que tomaran en cuenta a las personas portadoras del virus, inició con marchas pacíficas, tocando puertas de instituciones de salud y visitando instancias gubernamentales.

Sus logros fueron a paso lento, debido a que muchos le negaban la ayuda, pero fue insistente. Rentando espacios improvisó un refugio dónde atender y dar albergue a personas en etapa terminal que no contaban con familia ni domicilio en Nuevo Laredo, y ahí organizaron también grupos de autoapoyo para pacientes y personas cercanas a estos.

Con el nombre de Convihviendo, A.C., en el 2005 se constituyó legalmente como una organización de la sociedad civil(OSC), desde ahí comenzó a cosechar los frutos de su lucha.

En el 2007 presentó ante el DIF Municipal un proyecto para contar con un espacio que optimizara su labor de asistencia y fortalecimiento de personas afectadas por el VIH. Consiguiendo el apoyo de los tres niveles de gobierno, como la edificación del primer albergue en Tamaulipas para enfermos de Sida en etapa terminal. Con ello hizo incidencia en el Estado y obtuvo para Nuevo Laredo la exención de gastos por hospitalización para pacientes del programa local de VIH, siendo vocales del COESIDA Tamaulipas y en coordinación con otras OSC del Estado.

Durante el 2009 implementó un proyecto de coinversión al gobierno municipal para la construcción de un albergue transitorio de segunda estancia, en un predio propiedad de OSC, lo llamó Estancia Santa Cruz, donde actualmente continúan con su labor social.

También en ese año, Tamara Trejo participó con la Universidad de San Diego, California y El Colegio de la Frontera Norte, en un proyecto de investigación enfocado a trabajadoras del sexo comercial y operadores de tractocamión, con el fin de identificar las rutas de la infección del VIH.

Consiguió en el 2010 financiamiento del gobierno municipal para el proyecto Acción Fronteriza de Respuesta al Sida y lideró brigadas de detección temprana del VIH, aplicando en nueve meses 700 pruebas rápidas a población migrante y trabajadoras y trabajadores del sexo.

Desde entonces, Tamara comenzó a dejar huella en la población, peleando por quienes eran ignorados, buscando un bienestar para aquellos que pasaban por un momento difícil.

Acciones que dejan un legado y orgullo entre quienes la conocieron y que aseguran seguirán con su lucha, aun cuando ya partió.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$18.80
Venta
$20.00
MINUTO A MINUTO
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx