Se acaban espacios para los migrantes


Se espera la llegada de más africanos y, posiblemente, de centroamericanos



22/10/2018
Al menos 45 personas sin hogar son refugiadas en el albergue municipal, el que se encuentra en 80 por ciento de capacidad, mientras que las casas para los migrantes fueron saturadas, dejando sin espacio a los africanos que continúan llegando a Nuevo Laredo.

Recientemente ha llamado la atención de neolaredenses que han observado a migrantes africanos en espacios públicos como centros comerciales descansando en banquetas junto a la entrada principal, ante esto algunos ciudadanos les han regalado desde algunas monedas, hasta alimentos que tenían destinados para su despensa familiar.

Se encuentran en grupos de casi 10 personas, mayormente integrados por mujeres y niños, siendo minorías los hombres.

Las africanas migrantes, procuran sentarse juntas, con los niños en frente para protegerlos del frío, mientras los caballeros sólo se quedan de pie, sin tener comunicación con la gente que transita.

Su presencia atrapa las miradas de la gente, atrapa también la piedad de la ciudadanía, que al acercarse tratan de mantener comunicación con ellos y preguntarles si necesitan algo en especial.

No cargan maletas, sólo la ropa que traen puesta, ropa que al parecer fue donada, que visten con chamarras, gorros de frío, suéteres, prendas invernales.

A pesar de que no se les observa que pidan limosna, la comunidad les da un poco de ayuda, al verlos vulnerables en los espacios públicos.