Tradición viva


Los laredenses acudieron a visitar a familiares que se les adelantaron en el camino; flores, bebidas, música fueron detalles que no podían faltar



03/11/2018
LAREDO, TX.- Siguiendo la tradición mexicana del Día de Muertos, los laredenses acudieron ayer a los panteones de la ciudad para recordar a sus difuntos.

Desde temprana hora cientos de personas acudieron a las tumbas de sus seres queridos para llevarles flores, fotos, veladoras, comida y hasta música. Tanto el cementerio municipal como el católico abrieron sus puertas más temprano para recibir a cientos de visitantes.

Muchos acudieron con sillas y sombras para sentarse, orar, platicar y hasta convivir con sus familiares fallecidos. Una de estas personas fue Carmen Meléndez, quien perdió a su esposo José Luis hace un año y cuatro meses en un accidente de tráfico en la Carretera 83.

??Vine a visitarlo y a traerle lo que gustaba, sus flores azules, su bebida, a poner una foto suya y recordar lo que vivimos en nuestro matrimonio?, afirmó.

Mencionó que a su esposo todo mundo le decía ??J. Blue? porque además de tener ojos azules le encantaba ese color y lo usaba siempre. ??Es un día triste pero al mismo tiempo de recuerdos felices cuando estábamos casados, jamás lo olvidaré?, dijo entre sollozos.

Otras personas llevaron música a las tumbas de sus seres queridos para tocarles sus canciones favoritas y recordarlos con cariño. Otros se limitaron a sentarse, a meditar y a recordar en silencio a quienes ya se fueron de este mundo y ahora descansan en paz.