Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald



| 18/11/2018

3
0

La necesidad del ser humano de adentrarse adentrarse a otros mundos y realidades que no sean las propias, y el poder de las historias de transportarnos a estos mundos es sin duda una de las cualidades más rentables del cine. Por eso no es raro que la mayoría de las producciones comerciales sean adaptaciones de libros exitosos. No importa lo lejos que nos pueda llevar la imaginación, ver la materialización de lo que antes solo estaba en nuestra cabeza es algo por demás irresistible.

Sin duda la franquicia salida de estas adaptaciones más exitosa de los ultimos tiempos es la del mundo creado por J.K. Rowling y la historia del “niño que vivió”.

Luego de 7 filmes que cerraron el ciclo de aventuras de Harry Potter, el increíble mundo en el que nos permitió habitar sigue teniendo una fuerza atrayente inmensurable. Dicha atracción hace que cualquier pecado cinematográfico sea perdonado por los fanáticos.

“Criaturas Fantásticas: Los Crímenes de Grindelwald” (Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald, Dir. David Yates, 2018) es la segunda entrega del spin-off que acontece años antes de la historia de Harry Potter, continúa las aventuras de Newt Scamander (Eddie Redmayne) mientras se enfrenta a la más grande amenaza para el mundo mágico y el de los muggles, el poderoso mago Grindelwald (Johnny Depp), quien busca recopilar todas las armas y seguidores para establecer la supremacía de los magos “pura sangre” sobre los muggles o no-majs.

Como una de las fanáticas atraídas más por el encanto de volver a este mundo que por lo que sea que la historia pueda develar, me cuesta trabajo aceptar todas las fallas que tiene esta película en cuestiones cinematográficas. Pero empezando por el guión, a pesar de haber sido escrito por la misma J.K. Rowling, hay que decir que está lleno de huecos importantes, y algunas líneas de historia de personajes llenos de potencial terminan abruptamente sin que haya un arco argumental convincente en su desarrollo. Sin embargo, los personajes que ya conocemos siguen teniendo un peso y personalidades empáticas que son los que ayudan a mantener nuestro interés en el resultado de sus conflictos.

El villano de esta película es algo que hay que destacar. Después de la controversia causada por la elección de Johnny Depp para el papel, por la antipatía de los fans hacia el actor, creo que pudo demostrar que es capaz de interpretar a un personaje sin recurrir a la exageración. En este caso el villano que le tocó interpretar se agradece que no trate de ser una versión temprana de Voldemort; aunque sus razones suenan parecidas, los medios de Grindelwald son más políticos. Hay algo extrañamente familiar y actual en ver a un hombre que profesa a la misma vez el amor y el miedo para ganar adeptos y lograr sus objetivos.

Fuera de que esta película es la mas cargada con temas políticos subyacentes, los efectos especiales, el encanto de Eddie Redmayne en el personaje principal siguen siendo lo mejor que tiene para ofrecer cinematográficamente. Difícilmente alguien que no haya llegado a amar la saga original encontrará en esta película algún elemento que le enamore al fin. Al final sí, es una película hecha para servir a los fans, aquellos que nos hicimos adictos a la sensación de pertenecer a este mundo fantástico, y que cada oportunidad que se nos da de volver a él es invaluable.





Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$19.30
Venta
$20.30
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx