¿Y quiénes son los mercados?



| 06/12/2018

5
0

El debate por el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) ha despertado el enfoque sobre la viabilidad de cancelar la obra por los compromisos ya establecidos con “los mercados”.  Por otro lado, el tipo de cambio presiona esa narrativa de que “los mercados” reviran a la política pública del Gobierno.

Surge así la reflexión, ¿y quiénes son “los mercados”?

Los participantes activos en la compra venta de bonos y divisas en todo el mundo. El mercado no es una persona, es un grupo de participantes. El mercado no es sólo en México, sino en todo el mundo.

En el caso del proyecto del NAICM, los tenedores de bonos son quienes reviran por los compromisos ya establecidos con el Gobierno de México. Llámese Presidente Peña Nieto o llámese Presidente López Obrador. Lo mismo con el tipo de cambio, los participantes de los mercados de divisas compran y venden el peso mexicano, por una y mil razones.

Un país no debería ser completo rehén de los mercados financieros ni ceder gobernabilidad sólo por la supuesta o no reacción de los tenedores de bonos o la cotización cambiaria.

Lo que los mercados sí son, es ser reflejo inmediato de las perspectivas de los participantes de esa compra-venta de valores, que a su tiempo, sí tienen un impacto en el bolsillo de los mexicanos.

Las maquiladoras, los restaurantes o la reparación mecánica de un coche, son todos ejemplos de participantes activos de una economía de mercado. Que a su vez, sí se ven influenciados por el desempeño de los mercados de valores. Por muy lejano que se vea esa conexión, pero sí existe. Existe porque México tiene una economía de mercado y es parte de una comunidad de naciones que también la ejerce. Algunos países con mayor intensidad que otros, pero sin duda, hoy lo que le pase a uno, tarde o temprano, le afecta al otro.

Y el argumento ni siquiera va por la ruta del debate neoliberalismo, o lo que sea lo contrario. Los grandes problemas del país no podrán delimitarse a una sola etiqueta.

El argumento de que todos somos parte de un mercado se centra en la globalización. Ni dogmas ni ideologías definidas, pragmatismo.

El proyecto del NAICM y la cotización cambiaria renuevan el enfoque del desarrollo de la economía mexicana. México es un buen país para invertir, con o sin nuevo aeropuerto, con el peso a 10 o a 20 x $1, lo que cambia es la intensidad de la atracción.

Las grandes y difíciles decisiones que se deben tomar por el bien de México deben ser independientes del consentimiento o berrinche de “los mercados”. Pero, lo relevante es una máxima que se aprende en casa: compromisos son compromisos.

Cumplir compromisos no es sinónimo de sumisión. El mejor mensaje que México puede mandar a los mercados del mundo, es precisamente uno de madurez y capacidad de asumir responsabilidades, no porque un contrato lo exija, pero porque lo puede hacer.

Twitter: @economixs





Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$19.20
Venta
$20.20
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx