Rechazan a profesora por constantes faltas


El director asegura que padres de familia retiraron a sus hijos para evitar quedar en el grupo de la maestra que llegaba tarde y daba salida temprano a los niŮos



10/12/2018
‚??No vamos a mover a un maestro que s√≠ est√° trabajando para dejar a una maestra que es protegida por el sindicato, por las mismas autoridades de educaci√≥n b√°sica y que no trabaja. Sus permisos se han excedido. Queremos una investigaci√≥n, tenemo fundamentos‚?Ě, dijo el profesor Daniel Villanueva, supervisor de la Zona Escolar 110 a la que pertenece la primaria Eva S√°mano.

La instituci√≥n de tiempo completo, ubicada al poniente de la ciudad, durante los √ļltimos a√Īos ha registrado una baja en su matr√≠cula de estudiantes, el director √?scar Benigno Mendoza Garc√≠a asegur√≥ que son varios los factores, entre ellos la actitud de una docente, que ya no tiene grupo a su cargo, y que fue puesta a disposici√≥n de la jefatura del Sector 23.

Desde hace tres a√Īos, padres de familia optan por cambiar de escuela al conocer a la maestra que le tocar√≠a a sus hijos.

‚??La parte sindical argumenta que el √ļltimo que llega es el que se va, pero yo quiero que me digan d√≥nde esta escrito esto, porque como supervisor, quien debe retirarse de una escuela, es quien est√° causando problemas o baja de alumnos en las instituciones, en este caso es la maestra‚?Ě, agreg√≥.

A pesar de que el oficio en el que se solicita la intervención de las autoridades, se entregó desde julio, a partir de este ciclo escolar, la maestra fue removida de su cargo por la dirección y supervisión escolar; sin embargo, el jueves se presentó al plantel con un documento en el que piden que se reintegre, pero dejen fuera a una maestra que está trabajando.

‚??Todos los antecedentes de la maestra, sus faltas, sus llegadas tarde, sus salidas temprano tienen argumento de que se ha excedido y se encuentran ya en Ciudad Victoria y estamos en espera de que nos hagan llegar una investigaci√≥n clara que estamos solicitando. Queremos una respuesta no s√≥lo de Victoria, sino de nuestro propio jefe de sector‚?Ě, precis√≥.

La maestra a la que se acusa sigue presentándose a la escuela, pero no al salón, sólo pasa las horas hasta la 12:45 sentada dentro en su vehículo estacionado en el interior del edificio.