Motín en cárcel; atacan a guardias


Una veintena de reos pertencientes a una pandilla delincuencial, se enfureci por revisiones en sus celdas; causan destrozos; finalmente son controlados



12/12/2018
LAREDO, TX.- Un motín en la Cárcel Regional del Condado de Webb, la madrugada de este martes, dejó daños por más por 29 mil dólares, además de que los reos golpearon a dos oficiales de guardia.

Por este motín fueron arrestados 25 reos a quienes se les culpa de quema de colchones y sábanas, quebraron ventanas y mesas, destrozaron cámaras de video del sistema de circuito cerrado.

A las 4:40 de la mañana ocurrió en un ala del penal donde están recluidos los integrantes de la llamada Mexican Mafia.

Cuando eran revisadas sus celdas por sospecha de contrabando (no se dijo si de mercancías o de drogas), los reclusos empezaron a alterarse.

Utilizando un aparato eléctrico o electrónico, provocaron fuego a papeles o telas y ahí se propagaron las llamas, reinó el desorden y subió el descontrol, poniendo en riesgo la vida de reclusos y de celadores atrapados.



LLEGAN REFUERZOS

Después de varios minutos, advertencias y órdenes de someterse, el Equipo de Respuesta y Operaciones Especiales (SORT o Special Operatios and Responsive Team) del propio Departamento del Sheriff del Condado de Webb, intervino y en tres minutos tomó el control de la situación, pese a oponer resistencia los amotinados.

No se utilizaron armas mortales por parte de los oficiales especiales, los celadores o custodios atacados por los internos, fueron atendidos en la enfermería de la cárcel, en tanto que un par de reclusos fueron trasladados a un hospital local.

En tanto que los 25 reos participantes fueron enviados a un área de mayor seguridad.



INICIAN INVESTIGACION

El Departamento del Sheriff inició una investigación criminal sobre el caso.

??Quiero felicitar a nuestro equipo, especialmente a los elementos de SORT, quienes actuaron con coraje sin mostrar signos de flaqueza, sus incontables horas entrenamiento fueron demostradas este día?, mencionó el sheriff Martín Cuéllar, en un boletín de prensa.

Agregó que este era un incidente aisaldo, pues no había ocurrido antes y se pudo contener gracias a la intervención de los oficiales quienes siguieron el protocolo de seguridad y eso hizo posible tomar nuevamente el control del penal.