Cae a fogata y muere calcinado


El lamentable incidente se descubrió ayer por la mañana en un rancho que se localiza en el Ejido Los Sánchez, entre las colonias Claudette y El Bayito



12/12/2018
A sus 65 años, Demesio Yáñez Sánchez se enfocaba en cuidar los animales y el rancho en que trabajaba desde hace tiempo. Por las noches, como era su ??costumbre?, tomaba aguardiente y después dormía. El lunes por la noche, fue diferente.

El frío le calaba hasta los huesos y lo orilló a prender una fogata dentro de la casa que habitaba, pero debido a su borrachera, cayó a las brasas y murió calcinado.

El lamentable incidente se descubrió ayer por la mañana en un rancho que se localiza en el Ejido Los Sánchez, entre las colonias Claudette y El Bayito, en la periferia, allá donde el frío cala más.

A Florentino Casanova, un vecino del rancho, se le hizo extraño no ver a don Demesio alimentando a los animales y limpiando el lugar como a diario lo hacía. Algo lo alarmó, pues aunque don Demesio no era muy viejo, su adicción a las bebidas embriagantes sí lo preocupaba.

??Vine a visitar al vecino y no lo encontré, me asomé por la rendija para ver si estaba y lo vi que estaba tirado, me asomé por arriba y ya vi que estaba encima de unas brasas, él tomaba mucho y se debió quedar dormido?, dijo.

Al lugar fueron enviados oficiales de Protección Civil, quienes para poder arribar, se vieron en la necesidad de ingresar por entre brechas debido al mal estado del camino y tuvieron que dejar la ambulancia a 300 metros, arriesgándola a sufrir de vandalismo o algún robo.

Ingresaron caminando y hasta llegar a aquella casa, construida de madera, vieja y sucia.

La escena era macabra: Demesio yacía encima de las brasas, ya calcinado. En el lugar se observaron, según informes, botellas del conocido huachicol o aguardiente. Se presume que la víctima bebía y cayó dormido y murió.

Según informes de Florentino, Demesio cuenta con familiares en Gónzalez o Tampico, Tamaulipas, y espera que la noticia pueda llegarles para que lo reclamen y lo despidan como se merece.