Dos monjas robaron medio mill贸n de d贸lares y luego lo gastaron en Las Vegas


Las monjas reci閚 retiradas llevaban seis a駉s malversando recursos de matr韈ulas y cuotas para gastar en casinos mientras dec韆n a los padres de familia que la escuela operaba en n鷐eros rojos



12/12/2018
Dos monjas reci茅n jubiladas de la Escuela Cat贸lica St. James, ubicada en el condado de Redondo Beach, California, utilizaron medio mill贸n de d贸lares correspondientes al pago de matr铆culas, donaciones y cuotas, como recursos personales para gastar en Las Vegas.

Se trata de las hermanas Mary Margaret Kreuper y Lana Chang, quienes se retiraron a principios del a帽o. La cifra representa solo lo que los auditores pudieron rastrear de los 煤ltimos seis a帽os de registros bancarios pero se desconoce si la cifra se podr铆a incrementar si se investiga tiempo atr谩s.

La noticia la public贸 el diario Daily Breeze y el Southern California News. De acuerdo con el testimonio de los padres de familia y de funcionarios de la arquidi贸cesis de Los 脕ngeles, las monjas contaban a los padres que la escuela operaba con presupuesto limitado, mientras gastaban el dinero en juegos de azar y casinos.

Padres de familia se帽alan que la instituci贸n sab铆a del caso pero las monjas hab铆an manifestado su remordimiento, por lo que la escuela y la arquidi贸cesis no hab铆an presentado cargos.

Pero la inconformidad de los padres de familia oblig贸 a realizar una investigaci贸n m谩s profunda con servicios de auditor铆a privada, lo que revel贸 la cifra.

Kreuper era la directora de la escuela mientras Chang se desempe帽aba como docente.

El caso se destap贸 derivado de un choque afuera del colegio en la que murieron cuatro personas. Dicho acontecimiento oblig贸 a una investigaci贸n en la que salieron a la luz dep贸sitos por parte de la escuela a una cuenta bancaria particular.

La Arquidi贸cesis not贸 un comportamiento extra帽o en Kreuper lo que levant贸 a煤n m谩s sospechas.

Los auditores indicaron a los padres de familia que la cuenta bancaria hab铆a sido utilizada para manejar recursos de la escuela pero que aparentemente hab铆a sido olvidada a帽os atr谩s. Se abri贸 en 1997 y los registros bancarios hasta antes de 2012 ya no existen. Solo las monjas sab铆an de la cuenta.

Al ser la directora de la instituci贸n, Kreuper tomaba los cheques emitidos a nombre de la escuela pero los reten铆a para depositarlos en la cuenta antes mencionada, respaldando al reverso con un sello que dec铆a ??Convento St. James? en lugar de ??Escuela St. James?.

Los padres de familia buscan procesar a las monjas sin que intervenga la arquidi贸cesis, ya que indican que su esfuerzo ser铆a ??dudoso?.