‚??Vuela‚?? esperanza de los vendedores


Las lonas que cubrŪan los pequeŮos puestos y protegŪan la mercancŪa no sirven ante la fuerza de las rŠfagas y los obliga a levantar antes sus mercancŪas



15/12/2018
Lonas caídas, fogones apagados, mercancía tirada fue el resultado de la sorpresiva ventisca que azotó desde ayer por la tarde a la ciudad en el exterior del Santuario de la Virgen de Guadalupe en la calle Canales y avenida Donaciano Echavarría en la colonia Hidalgo.

Apresurados, los vendedores ambulantes instalados a lo largo de la calle y avenida en ambas aceras, empezaron a quitar los amarres de las lonas que hacían presión con la fuerza del viento, la esperanza de venta en el día se había perdido.

Comensales y vendedores se empezaron a dispersar evitando el impacto de alguna rama o proyectil arrastrado por la calle, donde volaban pl√°sticos, basura, hojas y polvo.

Después de las celebraciones a la Virgen de Guadalupe, comerciantes suelen quedarse unos días más, obligados, empezaron cargando sillas, fogones, anafres, cazuelas, ollas, y toda clase de utensilios de cocina que amenazaban con ser levantados por el aire.

Mesas, algunas bancas y peque√Īos mostradores, exhibidores improvisados de alambr√≥n donde se cuelga la toda clase de mercanc√≠a, fue desmontada debido a las condiciones climatol√≥gicas.

De pronto la calle estaba casi desierta, mientras caían con fuerza algunas ramas de las palmeras, la gente salía del Santuario y una madre abrazaba con fuerza a su hija acurrucada en el escalón del lugar.

Algunas imágenes religiosas permanecían en plena banqueta junto a las lonas, los comerciantes abrían sus vehículos para empezar a guardar la mercancía en exposición, en pocos minutos todo quedó desierto, para hoy se espera que los vientos disminuyan en la ciudad de acuerdo con el servicio meteorológico.