¿Adiós a la leyenda? Quieren prohibir en París los "candados de amor"


Hay muchas zonas en el mundo que se han convertido en puntos de amor para las parejas, quienes demuestran su sentir colocando un candado como símbolo de su sentir.


Agencias | 07/04/2014

1
2

Para empezar, ¿Cómo inició esta costumbre?

Si has escuchado del Ponte Vecchio en Italia o has tenido la oportunidad de visitarlo, de seguro sabes que hay una costumbre entre las parejas viajeras: colocar un candado como símbolo de su amor.

El famoso puente florentino se volvió un punto de amor. En él, existían candados atados por todas partes, sobre todo en el enrejado que protege la estatua de Benvenuto Cellini. La leyenda dice que si una pareja ata un candado en cualquier superficie del Ponte Vecchio y después bota la llave en el río Arno, su amor durará por siempre.

Creas o no la leyenda, la belleza del Ponte Vecchio es envolvente. Su arquitectura y riqueza histórica conquistan a cualquiera, además de que el entorno lo vuelve uno de los lugares más románticos en Florencia. Dicen que la mejor hora para colocar es el candado es durante el atardecer, cuando la luz cala sobre los techos del centro histórico de la ciudad.

Pero como todo el amor, nada es para siempre… Puede que la idea romántica de compartir un momento así con tu pareja sea increíble, pero debido a la enorme cantidad de candados, el puente se estaba dañando y los candados tuvieron que ser retirados. Hoy en día, (A menos que quieras ser un aventurero), el colocar candados en este puente está multado.

Aún puedes ver algunos candados que decidieron dejar como exhibición. Pero la leyenda florentina debe morir junto con la ilusión de aquellas parejas que buscan amor eterno.

Por otro lado, París no se ha quedado atrás y ha decidido lanzar una campaña contra esta práctica amorosa. Según la agencia AFP, dos estadounidenses exasperadas por los “candados de amor” colocados por enamorados en los puentes de París y otros monumentos del mundo lanzaron una campaña contra esa moda que según ellas daña la calidad de vida.

El sitio nolovelocks.com creado por Lisa Anselmo y Lisa Taylor Huff, dos estadounidenses que viven en la capital francesa, declaran la guerra a la curiosa moda de usar un candado como símbolo de una relación amorosa.

Los candados comenzaron a proliferar en forma masiva a partir de 2012 en varias ciudades del mundo, en cuanta pieza del mobiliario urbano ofrece a los turistas la posibilidad de colgarlos.

Aparecieron así candados en Moscú, Sídney, Colonia, Nueva York, Singapur, Montevideo o incluso en la Gran Muralla china. Según sus detractores, son un símbolo de la estupidez globalizada y amplificada por las redes sociales.

Más de 2.500 personas ya firmaron la petición y una carta dirigida a la alcaldía de París para que quite los miles de candados colocados en varios puentes de la ciudad, incluyendo el peatonal Puente de las Artes.

En ese y otros puentes como el del Arzobispado, cerca de la catedral de Notre Dame, hay tantos candados que forman racimos ocultando la estructura de las barandas.

“Estamos a favor del amor pero en contra de los candados que destruyen los puentes y los monumentos históricos de París y otras ciudades del mundo”, proclaman “las dos Lisas”.

Según la petición, “existen seguramente mejores formas para la gente de expresar su amor y construirse recuerdos románticos sin dañar puentes, formas que no arruinen nuestra vista y la calidad de vida de todos nosotros”.





Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$19.20
Venta
$20.20
MINUTO A MINUTO
MÁS COMENTADAS DE HOY
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx