Luce Nuevo Laredo nuevo reloj floral


Se pone a la par de otras ciudades europeas como Kiev; Canadá y Argentina en América



07/09/2014

NUEVO LAREDO.- Nuevo Laredo se puso a la par en lo que confiere a la vanguardista tendencia de relojes florales que engalanan elitistas ciudades alrededor del mundo.

Desde el fin de semana comenzó a funcionar el tan anticipado medidor del tiempo ubicado en la Plaza Ignacio Zaragoza, ubicada frente a la emblemática Catedral del Espíritu Santo.

Adornada su carátula de 10 metros de diámetro con más de mil plantas naturales, incluyendo flores de diversos tonos, que se encuentran protegidas por una cerca de acero inoxidable, dan un interesante colorido al concurrido lugar, provisto por el departamento de Servicios Públicos Primarios.

Además de visual, es audible, pues cuenta con un equipo de sonido digital de cuatro bocinas que interpreta una melodía de 30 segundos, seguido de unas campanadas, cada hora, así como una distintiva señal de igual manera auditiva, activada cada 15, 30 y 45 minutos.

La funcionalidad del mecanismo de las manecillas así como la instalación de los números, corrió a cargo de una empresa relojera proveniente de Zacatlán, Puebla, la cual ofrece un año de garantía para algún desperfecto que pudiera generar o en su defecto, asistir en el cambio de las piezas necesarias, producto del desgaste del tiempo.

Para proveer el ambiente digno de tal emblema, se implementaron más de 2 mil metros cuadrados de pasto, así como un saneamiento general aunado a una renovación total de las luminarias.

Este reloj tiene algunos hermanos ubicados en ciertos puntos mayormente turísticos del globo terráqueo, como en Kiev, Ucrania, San Petesburgo en Rusia; Ginebra, Suiza; así como otros en Suiza que brilla como capital relojera mundial, Canadá, Suecia y en nuestro país, en Zacatlán.

Con mucha anticipación, los ciudadanos que transitan de manera regular por la Paseo Colón, han visto el progreso y esperado con ansias y muchas expectativas que hoy se cumplen para el deleite visual y orgullo local que promete convertirse en uno de los símbolos representativos de esta ciudad.