Da M√©xico un trato de ‚??parias‚?? a los migrantes


Las violaciones a los derechos humanos se cometen por orden de EU, con el pretexto de garantizar la seguridad



13/09/2015

CIUDAD DE M√?XICO.- El Gobierno de M√©xico est√° abusando y deportando a los migrantes centroamericanos que cruzan su frontera sur, divisi√≥n que mantiene con su vecino Guatemala, acus√≥ Laura Carlsen, directora del Programa de las Am√©ricas del Centro para la Pol√≠tica Internacional (CIP, por sus siglas en ingl√©s). Se√Īal√≥ que estas violaciones a los derechos humanos se cometen por orden de EU, con el pretexto de garantizar la seguridad de ambos pa√≠ses.

Ahora, la migraci√≥n de norte a sur, no del sur al norte, representa el modelo represivo del control de las fronteras. ‚??Despu√©s de a√Īos de ser testigo de los resultados de la pared infame y la militarizaci√≥n de la frontera norte, que ha matado a miles de migrantes mexicanos y centroamericanos, el modelo de EU ha sido trasladado m√°s al sur de la frontera de M√©xico con Guatemala, con el apoyo activo del gobierno mexicano, a pesar de las obvias implicaciones para la soberan√≠a nacional‚?Ě.

Los migrantes que no son atendidos por esta pol√≠tica ‚??represiva‚?Ě, son hombres, mujeres y ni√Īos ‚??abandonados a su suerte. Un destino marcado por un sistema que los ha definido como ‚??parias‚?? humanos. No importa lo que han pasado por o lo van a tener que hacer para simplemente tratar de sobrevivir. Y esta es la respuesta de los gobiernos de Obama y Pe√Īa Nieto a la ‚??crisis humanitaria‚?? de los ni√Īos indefensos a√Īo pasado‚?Ě, escribi√≥ Larsen.

La frontera sur de M√©xico se ha convertido en la l√≠nea de contenci√≥n del pa√≠s ‚??m√°s poderoso del mundo‚?Ě, Estados Unidos. ‚??Las v√≠ctimas‚?Ě de esta pol√≠tica extraterritorial son migrantes centroamericanos que cruzan todos los d√≠as, tratando de salvar sus vidas y a sus familias de la violencia, as√≠ como del hambre que azota a sus pa√≠ses, afirma la investigadora.

La ‚??Iniciativa M√©rida‚?Ě fue firmada entre M√©xico y los Estados Unidos en 2008, para una supuesta cooperaci√≥n y reconocimiento de las responsabilidades compartidas de ambas naciones, ‚??con el fin de contrarrestar la violencia ocasionada por las drogas que amenaza a los ciudadanos en ambos lados de la frontera‚?Ě, tal como lo afirm√≥ el gobierno norteamericano en un comunicado fechado en aquel a√Īo.

En una columna de opini√≥n publicada en el portal estadounidense Counter Punch, Carlsen afirma adem√°s, que durante a√Īos, y especialmente en el √ļltimo a√Īo, el gobierno de Estados Unidos ha reclamado la frontera sur de M√©xico como un √°rea estrat√©gica para su seguridad nacional.

‚??Con la formaci√≥n de un bloque comercial regional con el Tratado de Libre Comercio de Am√©rica del Norte , se inici√≥ una pol√≠tica de intervenci√≥n incorrectamente llamada integraci√≥n con M√©xico, que se extendi√≥ de forma expl√≠cita a la zona de seguridad de la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad firmada en 2005, y culmin√≥ en la Iniciativa M√©rida en 2008‚?Ě, escribi√≥ Carlsen.

La tambi√©n asesora de Just Associates, colectivo internacional de activistas, acad√©micas y educadoras, que luchan por la justicia para las mujeres en 31 pa√≠ses, dijo que el tambi√©n llamado ‚??Plan M√©xico‚?Ě, presentado por el ex mandatario George W. Bush junto al Presidente mexicano, como un plan de ‚??contraterrorismo, contra el narcotr√°fico y la seguridad fronteriza‚?Ě, result√≥ ser un nuevo marco para las relaciones entre EU con M√©xico, pa√≠s latino que se militariz√≥, dirigido por el Pent√°gono.