PERFIL
ANTERIORES
23/03/2017
21/03/2017
20/03/2017
19/03/2017
18/03/2017
05/11/2016

1
0
Selva urbana

‘Lo caliente, no quita…


Mauricio Belloc

Lo inteligente”. “Se una niña Nini” o sea, “Ni me infecto, ni me embarazo”, “Si vas a la fiesta, lleva globos”, México enfrenta un grave problema de embarazos de adolescentes, la campañas nacionales, tanto del Sector Salud, como del educativo y de la Secretaría de Desarrollo Social, ya están siendo más agresivas.

La nota local de ayer, aquí, de nuestra compañera Martha Cázares nos hizo buscar algo al respecto y encontramos una publicación de El Universal, donde el demógrafo Carlos Welti (Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM), hace importantes revelaciones sobre el tema en México.

Él da el calificativo de una “epidemia” a estos disparos, en las cifras de embarazos juveniles, pues habla que son arriba de 400 mil embarazos anuales, en los últimos años, sin precisar desde cuándo.

Ya no es la pobreza, ni los usos y costumbres en zonas rurales y serranas de Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Puebla, ahora los estados más “urbanizados” como Coahuila y Tamaulipas han repuntado este fenómenos sociales (más de 10 mil casos anuales en cada una de estas dos últimas entidades).

Y Estado de México (53 mil 329 al año) y Veracruz (25 mil 729) son el “oro” y la “plata” en esta carrera de explotación demográfica, con embarazos entre menores a 18 años de edad.

En Nuevo Laredo, dice Martha Cázares, viven 2 mil 287 parejas de menores entre 14 y 18 años de edad, sea en unión libre o matrimoniados.

Y nosotros le anotamos al dato anterior, que viven a la fuerza, porque “se comieron la torta antes del recreo”.

LA VERDAD POR SU NOMBRE

Salvo contadísimos casos que se salven o se afecten mínimamente, son 2 mil 287 familias desgraciadas, donde los chiquillos aventaron por la borda si no la felicidad en sus vidas, sí su futuro como personas escolarmente preparadas, tal vez buscando una carrera profesional, para pasarla mejor en esta existencia terrenal.

¡Y todo, tal vez por sólo 5 minutos de calentura o frenesí sexual!

Perdonen señores padres de familia de estos 4 mil 574  chiquillos, pero así es y si mucho nos apuran, también las vidas de los ahora abuelitos, sufrieron un estremecimiento trepidatorio y oscilatorio, totalmente involuntario.

Les vinieron a mover el tapete feamente y a echarles andar erróneamente su respectiva cadena del tiempo, sus vidas cambiaron ¡y para siempre!

UN HULITO

Muchos años tenemos manejando aquí, que para evitar los dolores de cabeza de los padres de estos muchachos, siempre debe haber unas pastillas, pero no de paracetamol o ibuprofeno, sino anticonceptivas.

Y además, estos señores, deben hablarles directamente a sus hijos, a sus hijas, antes de que les salgan con su “domingo siete”.

Hace 40 y 39 años, un servidor vivió el caso de dos compañeras de primero y segundo grado de secundaria, que abandonaron las clases, por causas de fuerza mayor (esperamos que no haya sido violación o concebido de un familiar, porque ese es otro grave problema que vive el país, producto de la pobreza, los usos y costumbres, así como otras adversidades y canalladas).

¿A dónde vamos con esto? A que no es nuevo, la calentura y la cópula entre mocosos es igual de antiguo que Adán y Eva.

Son los padres, que incluso también vivimos esas mismas altas temperaturas corporales, quienes no queremos ver lo que ahí está frente a nuestros ojos.

O nos hacemos tontos solos, creyendo que nuestras hijas no se les alborotará la hormona y que nuestros gallitos no querrán andar de ponedores por ahí con quien se deje.

Debería cada Papi Lobito y cada Mami Cuervo, agarrar el toro por los cuernos, nadie estamos a salvo de que las nuestras, no sean las virginales doncellas de los cuentos de Disney.

Ni nosotros nos la creemos que en nuestros hogares, nuestro varoncitos agotan sus energías en el deporte, o en la caja de los videojuegos frente a la televisión.

Y si acaso de vez en cuando ven un canal de adultos  (porno…dejar) con películas de “subidito tono”.

No hay peor ciego que el que no quiere ver: “Acuérdate de Acapulco María Bonita”.

Cruda es la verdad y esa es: que ni las niñas van a dejar de tener sus minutos de debilidad, ni los niños van a dejar de practicar el “pisa y corre”.

Pastillitas y hulitos para evitarles jaqueca a sus papis.

Así que ya lo saben, “si vas a la fiesta, lleva globos”.

Y ni hablemos de enfermedades de transmisión sexual, porque, esa es otra historia.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.50
Venta
$18.50
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx