10/11/2016

7
0
Opinión Editorial

¡Viva México! (OPINIÓN EDITORIAL)


Ninfa Deándar Martínez

Vengo de San Miguel de Allende de escuchar las campanas de Dolores que aún cimbran los sentidos el Grito de Independencia. Vengo del aire de la sierra de esta nuestra hermosa tierra. Vengo del corazón de la República. Llego llena de ti, mi amado México.

Con el grito en el corazón y en la garganta que cruza nuestra tierra y traspasa rompiendo piedras y muros con voz fuerte pero tranquila, junto a la de los patriotas de esta humillada y lastimada Patria nuestra, imploro unidad de nuestra raza, de las y los mexicanos para defender y proteger nuestros cielos, tierras, ríos y abrazar dulce y fuertemente esta amada tierra nuestra.

Con la sed de recuperar lo que fue nuestro y se nos arrebató injustamente “rescatemos nuestra tierra ahora”; entregada por las manos sucias y traidoras de malos mexicanos que se limitaron a arrodillarse ante el color verde del dólar y que con piel ovejuna se disfrazaron a un pueblo engañado por mucho tiempo.

Tontos e idiotas son las trompas del gringo que abrieron los abismos del odio y los oídos y los ojos del indio que se encuentra en el eterno y cálido abrazo de nuestra Madre de Guadalupe la del Tepeyac, que nos abraza con la verdad eterna y la historia que nos precede con todo el mestizaje que nos dio la vida. Muy torpes son que no ven la nobleza sin límites del indio mestizo que en su amoroso corazón sirve y se entrega a los seres humanos, porque las luces que se extienden del ser pensante brinda al sol y al cosmos sus sufrimientos para un cielo que en correspondencia genera luz a la humanidad.

A las 3:00 PM que pisamos tierra del norte que respiré el aire de la Sierra Madre, y pasamos a ver coronada con la crin del Cerro de la Silla, ya me sentí en mi patria chica, los pueblos que protegen mi país como fieles guardianes; es la alborada de la puerta de nuestra frontera, esta tierra heroica y pasiva, pero con el coraje y fiereza que protege a nuestros hermanos del interior de la República, como soldados armados de valor nuestra tierra donde cantan los gorriones y donde se mece la luna al compás de los sones huastecos, donde las olas descansan en tierras blancas y luminosas de la tres veces heroica Matamoros, Tamaulipas.

Un pedazo de tierra de hombres y mujeres grandes con sangre y piel de guerreros listos para un nuevo amanecer de la Patria, es un muro alto el que queremos para que no brinquen las alimañas que la mancillaron.

La victoria está escrita en las estrellas por los que nos antecedieron con la fortaleza, el alma y el espíritu de los patriotas.

¡Estamos en vigilia!




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$19.20
Venta
$20.20
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx