10/01/2017

0
0
Juegos de Poder

La devaluación del peso y el tridente de Trump


Leo Zuckermann

Por más de veinte años, México le ha apostado a un desarrollo económico basado en la producción de manufacturas de exportación hacia Estados Unidos. Hoy esa apuesta está en riesgo. Los vientos de proteccionismo comercial soplan ya desde Nueva York. Se acelerarán en cuanto Trump se mude a Washington. Y eso es lo que fundamentalmente explica por qué se debilita el peso mexicano.

Trump no ha tomado posesión y ya comenzó con su hostigamiento en contra del libre comercio con México. A través de Twitter, ha amenazado a las compañías internacionales de sancionarlas con un impuesto fronterizo si trasladan su producción a nuestro país. Este tipo de aranceles están prohibidos por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Pero esto le vale un pepino al próximo Presidente estadounidense.

Las corporaciones ya tomaron nota y están descontando un endurecimiento comercial con México. Ford ha cancelado la construcción de una planta automotriz en San Luis Potosí de mil 600 millones de dólares. Ese día el peso se fue a la lona. Trump está imponiendo un tono que todos (salvo unos cuantos sordos) están escuchando bien clarito. Ya amenazó también a Toyota y General Motors. Fiat-Chrysler, por lo pronto, anunció que revisará sus inversiones en México frente a la posibilidad de un alto arancel. Y eso que todavía el cuatrienio de Trump no comienza porque, a partir de entonces, tendremos enfrente a tres “halcones proteccionistas” en materia comercial.

En la oficina que recomienda y desarrolla la política comercial, el US Trade Representative, dependiente del Presidente, ha propuesto a Robert Lighthizer, un abogado que ya fue el subdirector de esa dependencia en los años de Reagan. Este republicano ha criticado los tratados de libre comercio. En una editorial del New York Times de 2008, le reprochó a John McCain, entonces candidato presidencial de su partido, sus posturas a favor del libre comercio. Defendió arreglos proteccionistas de Reagan en las industrias automotriz, acerera, azucarera y textil. Concluyó:“Los modernos creyentes en el libre comercio abrazan su ideal con una pasión que hace que Robespierre parezca prudente. No permiten espacio para la practicidad, el matiz o la flexibilidad. Ellos abrazan el libre comercio desenfrenado, incluso cuando ayuda a China a convertirse en una superpotencia. Sólo ven líneas brillantes, incluso cuando significa inclinarse ante los caprichos de los burócratas antiamericanos en la Organización Mundial del Comercio. Se oponen a cualquier limitación comercial, incluso si debemos depender de países extranjeros para alimentarnos o equipar a nuestros militares. No ven nada más que dogma “no importando cuántos trabajos se pierdan, cuán alto el déficit comercial suba o cómo el dólar caiga”.

A Lighthizer lo acompañará Peter Navarro quien será el jefe de un nuevo consejo en la Casa Blanca que supervisará la política comercial e industrial. Se trata de un economista que ha escrito mucho acerca de la amenaza china para Estados Unidos. En un editorial de julio de este año en Los Angeles Times, se posicionó a favor de penalizar a las naciones tramposas con los tratados de libre comercio. ¿A qué se refería?

Para tal efecto encontré un ensayo que escribió en conjunto con el último elemento del tridente de Trump: Wilbur Ross. Es un multimillonario especializado en la reestructuración de compañías en problemas que será el próximo secretario de Comercio encargado de promover el comercio interno y externo de ese país. Esto escribieron Navarro y Ross en un ensayo escrito en septiembre de este año sobre la propuesta comercial de Trump:

“Al igual que muchos países, México ha explotado astutamente un arancel por la puerta de atrás, el IVA, para mejorar su ventaja competitiva. Si bien el IVA de México existía antes del TLCAN, elgobierno lo aumentó en un 50%, del 10% al 15%, poco después de que el TLCAN se firmara en 1993; en el mismo año comenzó la OMC. ElIVA mexicano, ahora incrementado al 16%, desalienta las exportaciones estadounidenses a México, alienta a los fabricantes estadounidenses a irse a producir a México y ha ayudado a que el déficit comercial anual de bienes con México se incremente de casi cero en 1993 a unos 60 mil millones de dólares.Otro caso en el que América Corporativa gana, pero el señor y la señora América pierden”.

No por nada nuestro pobre peso sigue debilitándose. Lo increíble es que todavía haya quienes piensen que Trump no va a cumplir sus promesas proteccionista contra de México. Por favor…

Twitter: @leozuckermann




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.50
Venta
$18.20
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx