02/03/2017

5
0
Economía sin fronteras

Somos más americanos


Mario Canales

Parte de la grandeza de Estados Unidos se debe a la ola de talentosos y ambiciosos inmigrantes, y no lo digo yo, así lo publica Warren Buffet, el estadounidense hombre de negocios y tercer hombre más rico del mundo, en su carta anual de socios. Estados Unidos es históricamente un país de inmigrantes, quien diga lo contrario carece del conocimiento básico de la historia y peca de una nublada visión empañada y distorsionada por el falso canto de las sirenas nacionalistas.

Ante el verbo, datos y ante amenazas, hechos. El gobierno de México revela su postura ante el inicio de las irreversibles negociaciones del Tratado de Libre Comercio. Ojo por ojo, revira el canciller Luis Videgaray ante las amenazas del presidente Trump de imponer aranceles a las importaciones. Al baile vamos, responde el secretario Ildefonso Guajardo a sabiendas de las fortalezas mexicanas, entre ellas, las casi 13 millones de toneladas de maíz amarillo que México le compra a los agricultores estadounidenses, base electoral del Presidente, con un valor superior a los $2,000 millones de dólares.

Mientras los protagonistas bailan el vals de las declaraciones, propias de una negociación de tal magnitud, los migrantes en Estados Unidos carecen de certidumbre en un renovado clima de odio. El presidente Trump predica que va a expulsar a los inmigrantes ilegales, una retórica que explota los sentimientos más oscuros del ciudadano estadounidense anti-todo, todo lo que no sea de tez blanca. Una tendencia fortalecida por ciudadanos desinformados, incultos, carentes de una visión de mundo, que se sienten con derechos preponderantes sólo por el color de su pasaporte y atemorizados por todo aquel que no sea de su misma etnicidad.

En ese mismo contexto, una de las promesas fundamentales del presidente Trump es generar un crecimiento anual del 4%. Pretender lograr tal objetivo sin una base de inmigrantes es francamente una ingenuidad.

Hay aproximadamente 8 millones de trabajadores indocumentados en Estados Unidos de los cuales casi el 20% están en la industria de la construcción y la manufactura. La mayoría están en los estados de Nevada, California y Texas, que se verían severamente afectados en caso de una deportación masiva de inmigrantes. Además, el 92% de los indocumentados tienen entre 18 y 64 años, es decir, la edad preferente para trabajar. Sobre todo, los inmigrantes aportan billones de dólares al Social Security sin cobrar sus beneficios, prolongando así la rentabilidad de un programa insostenible.

Para lograr el crecimiento prometido del 4%, Estados Unidos necesitaría incrementar su productividad y ampliar su base laboral, aunque la realidad se impone al discurso:

1). La automatización, no los migrantes, han deteriorado la productividad de las industrias estadounidenses.

2). Los “Baby Boomers”, la generación post-guerra, está a punto del retiro, con ello disminuyendo la base laboral y potencialmente disparando la tasa de desempleo.

Los inmigrantes juegan ya un papel crucial para el futuro social, político y económico de los Estados Unidos. La deportación masiva de estos contribuyentes será prácticamente como dispararse en el pie.

La historia juzgará. La grandeza de un país no se mide por la riqueza de sus arcas o la fortaleza de su milicia; la auténtica grandeza se mide por las oportunidades de prosperar sin importar el género o color de piel. Los migrantes mexicanos en Estados Unidos palpan el clima de zozobra, intimidación e incertidumbre en un territorio, que irónicamente, como diría la canción, los convierte a ellos, en más americanos que todos los gringos.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.50
Venta
$18.20
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx