PERFIL
ANTERIORES
06/12/2017
01/12/2017
29/11/2017
17/11/2017
08/11/2017
03/11/2017
01/11/2017
27/10/2017
25/10/2017
18/10/2017
03/05/2017

0
0
Artículo

El diamante


Guadalupe Loaeza

Querido Luis:

Tú que eras tan austero, que amabas los espacios casi vacíos y que odiabas todo tipo de ostentación y mal gusto, me apena mucho decirte que te han convertido en un diamante de 2.02 quilates (30 mil euros). Sí, en una sortija, que bien podría ser un anillo de compromiso realizado a partir de tus cenizas (500 gramos) retiradas en septiembre de 2015 de la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres. Según la artista conceptual Jill Magid, esta piedra tiene como objeto traer a México tu archivo que resguarda la empresa Vitra en Suiza. El proceso para que te “diamantizaran” fue financiado por el San Francisco Art Institute. Parece ser que sobre la protesta de algunos de tus parientes que no fueron consultados para la exhumación, según Magid confió en Hugo Barragán Hermosillo, tu sobrino recientemente fallecido que actuó como representante legal. Como se dijo en estas páginas: “La creadora del anillo es una artista conceptual reconocida en el mundo del arte contemporáneo por trasgredir y buscar los vericuetos para demostrar las fallas del sistema (...) Ahora bien, el pleito entre Federica y Jill viene del despecho de Federica por robarle a su hombre: Luis Barragán. Antes googleaban Barragán y salía Federica ahora sale Jill y eso se transforma de dinero y negocios”.

Muchos intelectuales y celebridades de la comunidad cultural han protestado como: Jesús Silva-Herzog Márquez, Carmen Aristegui, Andrés Casillas, Fernando González Gortázar y Juan Villoro. Y en estas páginas se dijo: “Llama a escándalo que el archivo no haya permanecido en México y que no pueda ser libremente consultado por los estudiosos. Aun así, la idea de convertir a Barragán en un diamante para tratar de recuperarlo parece digna de un museo del horror”. La revista The New Yorker publicó un artículo firmado por Alice Gregory con el título: “El arquitecto que se convirtió en diamante”. La autora afirma que en tu testamento: “Barragán dividió su legado arquitectónico entre dos personas. Confió la tarea de escoger una institución arquitectónica apropiada para su biblioteca a su amigo el arquitecto Ignacio Díaz Morales. Y a su socio, Raúl Ferrera, a quien le legara: toda propiedad de autor, derechos, documentos, películas, dibujos, diseños, esbozos, maquetas o bosquejos y trabajos originales”. Al morir Raúl Ferrera lo lega a su viuda Rosario Uranda. Por su parte César Cervantes, ahora dueño de la “Casa Prieto” que construiste en el Pedregal entre 1948 y 1951 dice en su texto “Luis Barragán: un archivo y un diamante” en la revista Nexos, que aparentemente Rosario Uranda, dueña y responsable de tu archivo, se ha de haber sentido rebasada y hasta amenazada: “(...) decidió poner a la venta el archivo Luis Barragán en México. En 1993 lo ofrece al Estado mexicano, a diversas instituciones y universidades, así como a algunos particulares. Desconozco con certeza el precio en que ofrecía el archivo, pero al parecer no llegaba al millón de dólares (un precio comparable al valor monetario de cualquier pieza de arte contemporáneo regular hoy. Incluso quizá en lo que se venda el ‘Anillo de Compromiso’ cuando Jill decida venderlo). Nadie: ni Estado ni las diversas universidades e instituciones o particulares, se interesaron en comprarlo y es de imaginarse que la FAT no logró hacer que el archivo se quedara en México”. Después de buscar, dos años, desesperadamente su venta, finalmente encuentran “el galerista estadounidense Max Protetch -a quien lo caracteriza un especial interés en la arquitectura-, adquiere el Archivo Luis Barragán y a su vez se lo ofrece al suizo Rolf Fehlbaum”. Rolf está casado con la doctora en Historia de la Arquitectura, Federica Zanco, quien desde la adquisición de tu archivo en 1995, crea la Barragan Foundation que está en Birsfelden, Suiza.

Como te extraño mucho, mi querido Luis (nunca se me olvidará el día en que fui a verte junto con Marie Pierre Colle Corcuera todas las anécdotas que nos contaste de Guadalajara) hoy sin falta me dirigiré al MUAC, el museo de Arte Contemporáneo de la UNAM, para verte aunque sea convertido en diamante, junto con una cuarentena de piezas, cartas y documentos que forma el proyecto The proposal de Jill Magid, quien por cierto jura y perjura que no te venderá, es decir, que bajo ningún motivo, venderá el anillo. Como dice tu amiga de toda la vida Elena Poniatowska: “Yo no sabía que Luis Barragán se convertiría en anillo”.

gloaezatovar@yahoo.com




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.90
Venta
$18.80
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx