PERFIL
ANTERIORES
07/10/2018
26/08/2018
05/08/2018
24/09/2017
11/06/2017

0
0
Cicatrices del alma

CICATRICES DEL ALMA


Elba Balmori



Trabajemos por la paz y el amor

Recuerdo muchas veces mi pasado cuando no sabía lo que era la injusticia, la violencia y la impotencia. Por largo tiempo pensé que eso solo se veía en las películas, pero para mí desgracia, hoy veo que la vida real es peor que cualquier ficción, ya que aquí no hay un héroe que rescate al pueblo del mal que padece. Como yo, sé que hay millones de personas compartiendo este dolor. Nos hemos acostumbrado a ver la violencia como algo cotidiano, ya nada nos sorprende y eso es lo que más me duele. El mundo nos espanta con los acontecimientos que suceden a diario, y la indiferencia por desgracia es un mal que se extiende por todas partes. Todos deseamos un país y un mundo mejor, con menos violencia y más temor de Dios. Si tan solo empezáramos a dar algo extra para mejorar nuestro entorno, tal vez nuestros hijos vean ese ejemplo y logremos con eso sembrar la semilla de la esperanza en ellos para obtener un mundo mejor en el futuro. Manos a la obra que el tiempo no se detiene. Contacto, ebalmorig62@gmail.com

En Algún Lugar del Mundo

Hubo una vez un país donde la abundaba y la riqueza reinaban, donde sus habitantes disfrutaban cada día de sus vidas, y aunque a veces el salario no alcanzaba, sonreían a la vida con la esperanza bien fundada de alcanza en otro tiempo sus anhelos, pues creían en el poder de aquel país. Sin dudarlo, se sentía la unidad detodos ellos, puessentían la seguridad de su país.

En él reinaba la esperanza, y todos ellos sentían orgullo de su patria. La abundancia de su tierra era inmensa, y sus ríos de aguas cristalinas, recorrían los campos, pueblos y ciudades.

Este era unpaís de inmensas proporciones, y de grandes ilusiones, fue la cuna de hombres cabales, de valentía incuestionable y mujeres valientes y honorables.Cada uno luchaba por los mismos idealesy forjaroncon su esfuerzo un gran legado.

Pero un día se desata una tormenta tan siniestra, que no hubo refugio ni guarida en donde alguno pudiera resistir tanta infamia, injusticia y egoísmo. Y las tierras que antaño con ahínco laboraban, hoy se encuentran desoladas, y en sus ríos, manantiales, y lagunas, se han teñido con la sangre de sus hijos.

Lentamente la esperanza de su gente se diluye con el hambre, la impotencia y la nostalgia. Uno a uno sus sueños se derrumban, y confundidos, desahuciados, e ignorados, huyen de sus casas dejando su pasado, su legado y su futuro. Sus fronteras se abarrotan de migrantes que renuncian a sus sueños y proyectos, y buscan en otros suelos la esperanza de sus sueños.

Ya no existe una voz que los detenga, ni un gran líder que responda. Ya no creen en las promesas siempre rotas, ni los compran con migajas de sus sobras. Ahora el miedo se apodera de sus mentes, y del orgullo y patriotismo que sentían, pocos quedan que respondan; pues el robo y la codicia los obliga a dejar sus proyectos estancados.

Hubo un tiempo en que el miedo no existía, en que la valentía de su pueblo los unía, y una promesa se cumplía con la vida. Hoy, la derrota los sofoca, la impotencia se acrecienta, y la apatía los domina.

Los valores se confunden con la prepotencia y la avicia. Y a ese pueblo que hoy se enfrenta a la violencia y la ignorancia, la justicia los espera cuando quieran despertar de su letargo. Pero más de uno está inconforme con su entorno, y ya sus voces ya se escuchan por doquier.

Los viejos en sus casas no logran comprender que unos cuantos ignorantes, a su pueblo lo hagan padecer. Y aunque la justicia y la esperanza hoy descansen en el puesto del olvido, se vislumbra en las tinieblas una tormenta aún más potente que sus fieros enemigos.

Y ese día en que la conciencia de cada uno los domine, olvidaran sus miedos, sus bienes, y perjuicios, y luchando contra todo y contra todos, vencerán a sus viejos enemigos que hoy a su pueblo lo dominan. Elba Balmori




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.70
Venta
$18.60
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx