PERFIL
ANTERIORES
25/10/2017
04/10/2017
30/08/2017
15/08/2017
25/07/2017
12/07/2017
05/07/2017
28/06/2017
28/06/2017

0
0
Escenarios

Peña Nixon


Genaro Lozano

El Presidente es cercano a la gente. Así se ve en el relanzamiento de su imagen. El último intento de su sexenio por mejorar su desmejorada imagen. Así se le ve abrazando a una mujer, jugando ajedrez con un anciano, saludando efusivamente a un grupo de jóvenes indígenas.

Un Presidente que le interesa su pueblo, tanto que quiere escucharlo, tanto que quiere saber qué piensa, tanto que su Gobierno compró tecnología de espionaje para intervenir los celulares de activistas, periodistas y líderes de opinión críticos de su gestión.

Es la descomposición del Gobierno mexicano.

Un Gobierno que fabricó una verdad histórica para darle carpetazo al punto de inflexión del sexenio. Un Gobierno que abrió las puertas a un grupo de expertos internacionales para acompañar las investigaciones en torno a los 43 de Ayotzinapa, sólo para desprestigiar sus conclusiones.

Un Gobierno encabezado por un Presidente que actúa como si estuviera a cargo del país, pero que no parece controlar ni sus propios pensamientos.

Un Gobierno que ya superó al del sexenio pasado en la irresponsabilidad del manejo de la crisis de inseguridad que vivimos.

Por ello, Enrique Peña Nieto se parece al ex presidente estadounidense Richard Nixon. El presidente cuyo gobierno espió a la oposición demócrata y que grabó conversaciones telefónicas. El presidente que hablaba de una “mayoría silenciosa” o el que desafiaba a los medios de comunicación y que públicamente decía “la prensa es el enemigo”.

El escándalo de espionaje tuvo consecuencias y Nixon se vio obligado a renunciar a la Presidencia. Peña se parece a Nixon, pero México no se parece a Estados Unidos.

En México no pasa nada. No pasa nada si una investigación del periódico más prestigioso del mundo revela que activistas y periodistas han sido espiados con una tecnología comprada por el Gobierno mexicano.

No pasa nada si organizaciones como Citizen Lab, Artículo 19, SocialTIC y la R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales documentan los mensajes recibidos al celular de los activistas y periodistas.

No pasa nada si Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad revela los nexos entre una empresa favorecida con contratos por el Gobierno de Peña Nieto y la empresa israelí que vende la tecnología para el espionaje.

Mucho menos importa la denuncia penal por espionaje metida a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), misma que no ha podido resolver un solo caso de asesinatos de periodistas.

No pasa nada porque ni el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) ni la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) agotan sus facultades constitucionales como órganos autónomos y utilizan su independencia para actuar de oficio y exigir transparencia en los contratos de la tecnología comprada.

La amenaza de Peña Nieto a quienes realizaron la investigación y denunciaron el espionaje se suma a las frases por las que él será recordado. Su legado.

Y la ausencia de contrapesos efectivos en el Legislativo apuntan al cierre del sexenio con una descomposición total de lo público. El Congreso de la Unión ha fallado en llamar a funcionarios a comparecer e incluso al mismo Presidente, para que nos aclaren quién compró la tecnología, quién la está usando y cómo.

Este Gobierno ya no tiene credibilidad. El anuncio del fiscal de la FEADLE de pedir ayuda al FBI, al Gobierno de Canadá y a la ONU es bienvenido, pero llega tarde. Además de esas instancias internacionales, están también las relatorías de derechos humanos de la OEA y una relatoría sobre derecho a la privacidad en la era digital de la ONU, liderada por Joseph Cannataci.

Ante la ausencia de credibilidad del Gobierno es urgente un modelo de acompañamiento internacional de esta investigación y es urgente que el Congreso despierte de su letargo y reaccione ante las declaraciones de un Presidente confundido, de nuestro Enrique Peña Nixon.



Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$18.10
Venta
$18.80
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx