PERFIL
ANTERIORES
25/10/2017
04/10/2017
30/08/2017
15/08/2017
25/07/2017
12/07/2017
05/07/2017
28/06/2017
05/07/2017

0
0
Escenarios

Trump y la Corte


Genaro Lozano

Desde el inicio de su formación, el poder del Presidente de Estados Unidos es como un resorte que se estira y retrae dependiendo de múltiples factores.

Algunos estudiosos del presidencialismo estadounidense como Richard Neustadt decían que los poderes constitucionales del Presidente realmente no importaban, que a la Oficina Oval la hace el hombre que la ocupa, sus ambiciones, su poder de negociación y su carácter.

Donald Trump, el presidente número 45 de la historia de ese país, está por experimentar un incremento en el poder presidencial o un límite y la decisión está en la Suprema Corte de su país.

El Poder Judicial nació a la par que el Legislativo y el Ejecutivo. Los padres fundadores de Estados Unidos idearon un sistema político con separación de poderes, con tres ramas en eterno conflicto, ramas que se vigilan mutuamente para evitar la concentración del poder en una sola.

Ésa es parte de la grandeza del sistema político estadounidense. La existencia de un mecanismo de supervisión que ha funcionado en constante conflicto, pero que ha evitado la concentración del poder en una sola rama y que ha mantenido a Estados Unidos en la normalidad democrática.

Cuando el sistema ha fallado y concentrado más poder en el Ejecutivo, como en las presidencias de Abraham Lincoln, Franklin Delano Roosevelt (FDR), Richard Nixon, Ronald Reagan o George W. Bush, los pesos y contrapesos institucionales se han activado a la par del crecimiento de los medios de comunicación y de una sociedad civil robusta, especialmente desde los años 60 del siglo pasado.

Tan pronto como octubre, la Suprema Corte decidirá una vez más sobre el poder presidencial. Lo ha hecho prácticamente desde el siglo 18.

Apenas fundado Estados Unidos, la Corte atrajo temas que tenían que ver con el poder del gobierno federal y el de los estados, fallando casi siempre a favor del gobierno federal. Después, a lo largo de los siglos 19 y 20, la Corte atrajo temas referentes a los poderes del presidente en materia económica.

En este sentido los politólogos Thomas Cronin y Michael Genovese afirman que la Corte expandió el poder presidencial en lo económico, pero tuvo un giro conservador a partir del New Deal de FDR y empezó a limitar qué puede hacer un presidente para enfrentar una crisis económica. Fue un periodo de confrontación entre el presidente y la Corte.

Luego vinieron los años 50 y la Corte empezó a atraer temas de derechos civiles y libertades. Temas como la educación, la segregación racial, el derecho a decidir, la pornografía y la libertad de asociación política fueron decididos por la Corte estadounidense, casi siempre en sentido progresista, garantizando más libertades y derechos.

Desde el día uno de su Presidencia, Trump firmó órdenes ejecutivas para limitar el ingreso a su país a ciudadanos provenientes de seis países árabes. Las órdenes fueron bloqueadas por cortes federales gracias al litigio estratégico de organizaciones como la ACLU, pero Trump ordenó al Departamento de Justicia llevar el caso a la Suprema Corte, misma que decidirá en el otoño, pero antes de su receso la Corte decidió habilitar algunos segmentos de la orden ejecutiva de Trump y por eso éste cantó victoria en redes sociales.

La decisión que la Corte tome significa un nuevo episodio sobre el alcance del poder presidencial y la conformación de la actual Corte es un complejo equilibrio entre posiciones conservadoras y liberales. Ese equilibrio podría favorecer un ensanchamiento del poder presidencial en las manos peligrosas de Trump. Aunado a esto, si se retiran dos jueces en los próximos meses, Trump podría romper el balance ideológico de la Corte a su favor si nomina a dos sustitutos conservadores.

El otoño será un estire y afloje que determinará el futuro inmediato de la presidencia más peligrosa que hemos visto en la historia reciente del país que ayer celebró su independencia con la persona menos capacitada para dirigir su futuro inmediato.



Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$18.10
Venta
$18.80
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx