PERFIL
ANTERIORES
22/11/2017
15/11/2017
08/11/2017
01/11/2017
25/10/2017
18/10/2017
04/10/2017
27/09/2017
20/09/2017
12/07/2017

0
0
Compartiendo opiniones

Las muelas de doña Sara


Padre Leonardo López Guajardo

¡Doña Sara García! La gran artista de la cinematografía mexicana, cuyo largo paso por el cine es recordada como la gran abuelita, desde la cómica y simpática abuela de “Los 3 García”, hasta la alburera anciana de “Mecánica Nacional”, un papel que empezó a representar a los 39 años.

Para lograrlo, tuvo que extraerse varias muelas para aparentar ser una venerable anciana. Su caracterización fue tan convincente, que hubo personas que le ayudaron a cruzar la calle, engañados por su apariencia.

Obviamente nadie garantizaba que se iba a quedar con el papel, y mucho menos que fue esa decisión la que hizo la diferencia en su carrera. La época de oro del cine mexicano estaría incompleta sin Sara García.

Hay artistas que se ven obligadas a enflacar, engordar, o bien, tener agotadoras sesiones de gimnasio para poder desempeñar adecuadamente una caracterización, o inclusive, llevar una vida ejemplar por el personaje que representan. Esto hace que muchos actores, con el paso del tiempo, llegan a odiar sus personajes por los sacrificios que tuvieron que hacer al personificarlos.

Como anécdota, la exitosa película de Brad Pitt, “Troya”, fue filmada en Baja California y en ella, no encontramos extras mexicanos, porque no estuvieron dispuestos a ir al gimnasio, para caracterizar mejor a los soldados: prefirieron salir por unos tacos que salir en una película. Tal vez, muchos de nosotros, hubiéramos hecho lo mismo.

Nosotros somos protagonistas de nuestras propias vidas, y, tal parece que actuamos como si no fuera importante lo que hacemos, sin ningún tipo de disciplina, dando la impresión de que poco nos importa salir en ella, dejando que otros sean los que conduzcan al desenlace, cuando evitamos un compromiso, una superación, o rechazamos una decisión que nos ennoblezca, nos convertimos en simples “extras”, que pasan desapercibidos en las películas, cuyo nombre aparecerá en minúsculas en los créditos finales, y en que la única satisfacción, fue en la de haber participado.

Lo mismo pasa con la vida, nos conformamos en participar lo menos posible a través de un compromiso, un esfuerzo, desperdiciando una oportunidad que no volveremos a conseguir.

“¡Hay más tiempo que vida!”, solemos exclamar para posponer nuestros proyectos que envejecen y un tiempo que avanza más rápido de lo que imaginamos. Por ejemplo, ¿cuántos de los propósitos que se formuló para empezar el año siguen vigentes? En un artículo aparecido el día de ayer, el editorialista Jorge Ramos lamentaba todas las horas que había pasado en su celular leyendo y buscando datos que, en su gran mayoría, resultaron una pérdida de tiempo, mientras admiraba a su madre -de más de ochenta años-, quien no hace depender del internet lo verdaderamente valioso de su vida.

¡En fin! Todos nosotros tenemos nuestras respectivas “muelas” que nos impiden lograr nuestros proyectos y que, de una manera u otra, no queremos deshacernos de ellas.

Los proyectos más importantes, los que nos hacen dignos de la vida, requieren pues de sacrificio y disciplina, dos actitudes que muchos de nosotros no parecemos muy dispuestos a adquirir, y si bien, esto nos ha traído un poco de tranquilidad, los costos sociales y personales han sido demasiado altos como para ignorarlos: en todos los niveles sociales y educativos encontramos estas conductas, que originan la grave crisis social que nos ha tocado encontrar y cuyo remedio, si bien es conocido, es poco aplicado.

Es tiempo de hacer la diferencia, pero en ello, como siempre, usted tiene la última palabra.

padreleonardo@hotmail.com




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$18.10
Venta
$18.80
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx