12/07/2017

0
3
Selva urbana

Bots, Trolls y Evenflos


Mauricio Belloc

Los Trols, los Bots y ahora los Evenflos, en la redes sociales como Facebook y Twitter, atacan a El Mañana y a periodistas de cada vez más pocos medios de comunicación serios, que denuncian las raterías de gobernantes, funcionarios y políticos.

Como se vienen las campañas electoreras, desde ya, empezaron a aparecer tres figuras en las redes sociales, como Facebook y Twitter, tales son los Trolls o castellanizado trols, así como los Bots y un tercer elemento, muy “vivo”, al que le pusimos “Evenflos” como son los vendidos seguidores de un político o funcionario, pagados con dinero del pueblo, ejército de aduladores, defensores y agresores a nombre del aspirante, el cual utiliza el dinero del pueblo para pagar por que le defienden y le echen porras. Para los que somos usuarios veteranos de edad, pero relativamente novatos en esto del internet, de la informática y de las redes sociales, como el Facebook y el Twitter, para quienes no estamos muy familiarizados en este rollo, les diremos que después de consultar a la Real Academia Española, a Google y a Wikipedia, “Troll” o trol, es un usuario que se dedica a publicar contenidos ofensivos o falsos en internet, con la intención de generar un clima negativo en una comunidad virtual, o de distorsionar la realidad, distraer la atención o apabullar a mensajes verídicos, con una lluvia de mentiras.

Ya se imaginará que usado en términos de política, del mundillo de la polaca, la grilla y las aspiraciones de algunos, un trol, los troles, son un arma muy importante, para beneficiarse de todas maneras, para tratar de echar abajo denuncias en su contra, para conseguir apoyos (falsos o mercenariamente pagados).

Trol también se utiliza para nombrar a identidades falsas, que se emplean en la red para difundir información errónea de manera anónima (buscan esquivar o minimizar del funcionario, aspirante o candidato, las verdades que le pueden perjudicar).

Ellos y sus ejércitos de Trolls, Bots y ahora Evenflos, tratan de hacer parecer falso lo que se publique negativamente de ese político, incluso, le “echan  bola” a tales acusaciones, utilizando a dicha gente pagada, para defenderlos o para desviar con otros temas o creando disputas, la tención sobre lo que afecta al político o servidor con aspiraciones políticas.

Los trols sienten un gran placer al ofender al resto de los usuarios y al iniciar discusiones absurdas, sin razón aparente.

Un trol no tiene intenciones de razonar, no desea llegar a un acuerdo con los demás, ni siente culpas, la razón de su existencia es simple y sencillamente entorpecer la comunicación de los demás.

Por cuanto a los “Bots” es un programa informático que simula el comportamiento humano. Estos pueden hacer muchas tareas como; desde hacer ciberataques hasta crear cuentas de correo o conversar con humanos.

Los “Bots” también son conocidos como “usuarios fantasma” que en realidad sólo sirven para inflar una cuenta y crear una falsa comunidad (lo que favorece en falsa popularidad a alguien con fines políticos).

Los políticos, muy vivos, los han sabido utilizar para sus aviesos fines, de alcanzar el tesoro público, desde un puesto, como funcionarios.

LOS EVENFLOS

Ahora, un servidor diría que hay un tercer ente, son esos vendidos anencefálicos que están entre nosotros, esas rémoras o lacras del dinero del pueblo, esos que se apoderan y disponen del erario.

Su nombre “Evenflos”, lo elegimos de la marca de mamilas, chupetes, mordedores, tetinas y demás objetos de chupar, mamar, succionar y otras acciones que se hacen con la boca, aunque tratándose de redes sociales, estas personas sin escrúpulos, lo hacen con los dedos, al utilizarlos sobre sus teclados de computadora, tableta o teléfono inteligente, para enviar mensajes idolatrando y magnificando a ciertos funcionarios, políticos y servidores públicos.

A diferencia de los trols, estos Evenflos sí tienen nombre y apellido, pero no les importa ensuciarlos defendiendo a pillos, a cambio de recibir migajas del presupuesto municipal.

Los Evenflos también son seres vivos como los trols, pero por igual tienen muerto el corazón y el cerebro, tanto que se atreven a ponerle casa a verdaderos bandidos del pueblo,

Los Evenflos suelen figurar en el listado de proveedores municipales, estatales o federales, según sea el caso o el nivel de gobierno.

O sin llegar a recibir tanto dinero, pues por ejemplo, a nivel local, se conforman con tener un empleo en la administración municipal, o haber recibido un regalo para su institución, o un tratamiento médico o el pago de algún viaje, la eliminación de una multa de tránsito, la pavimentación de una calle.

Sin saber que todo lo que reciben, viene del dinero del pueblo, o sea, de su propio pago de impuestos, como contribuyentes que son.

Pero todos son presionados, invitados u obligados a combatir a un medio de comunicación, a un periodista, esos que sí les dicen sus verdades a los rateros funcionarios.

Todos los Evenflos tienen que acceder al internet, para atacar a quien osó molestar a aquel que les dio un empleo o una ridícula suma de dinero para su beneficio personal.

Y decimos ridícula cantidad, si la comparamos con lo que se están robando toda esa bola de cacos, a cambio de lo que reparten a sus Evenflos condicionados.

Ya se vienen las campañas políticas, o sea, desde ya, el mismo gobierno, este gobierno municipal y los miembros quienes lo conforman, pagan con nuestro dinero de toda la ciudadanía, a verdaderos ejércitos de Trolls, de Evenflos y de creadores de programas Bots.

Así que estimado lector, si “inexplicablemente”, desde hace un tiempo, mucha “gente” le está solicitando ser su contacto o su seguidor en Facebook y/o Twitter, ya puede entender el porqué de su popularidad de usted.

¡Aguas! con los Trolls, los Bots y sobre todo con los Evenflos.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$16.70
Venta
$17.20
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx