PERFIL
ANTERIORES
07/12/2017
30/11/2017
09/11/2017
02/11/2017
26/10/2017
20/10/2017
12/10/2017
20/07/2017

1
0
Aventuras del Mantarraya

Temporada de palizadas


Óscar Leal



Después de presenciar los primeros rayos del sol justo en la orilla, minutos después de dar por calentado el motor nos enfilamos por todo el bordo de la presa a paso lento mientras verificábamos el buen funcionamiento de las válvulas de achique y de los viveros, como todo recorrido inicial en busca de analizar el buen estado de la embarcación; una vez que nuestro recorrido nos puso frente a las palizadas tupidas, a distancia prudente, apagando el motor principal, encendimos el troleador (motor eléctrico) para entrar de lleno en esa zona en forma silenciosa.

El clima matinal fresco calmo de viento mostraba aguas espejeadas, mientras se asomaba una ligera neblina sobre la superficie acuática, esto nos incitó a colocar señuelos de superficie “Sara spook” y una “Ranita moteada” que nos ayudaron a formar ondas de choque sobre el agua en nuestros primeros strikes del día encaminados a llamar la atención de los peces, dirigiendo los lances hacia la orilla nos fue fácil al tercer strike ubicar la zona de confort de los peces, a escasos 15 metros de ésta los enganches empezaron a fluir, justo cuando el señuelo rebasaba los 12 pies de profundidad “Ppppoomm” los golpeteos en el agua anunciaban los enganches, rompiendo con el silencio de las calmas aguas, los mordiscos de los peces mostrando su lado agresivo en varias ocasiones, saliendo de cuerpo entero del agua para tragar el señuelo nos sacaban gritos eufóricos cargados de adrenalina.

A paso muy lento avanzamos sobre las palizadas, por más de un par de horas disfrutamos el placer visual que sólo la pesca de superficie te puede brindar, hasta que la neblina se disipó y los rayos solares empezaron a elevar la temperatura de las aguas, y sin más los ataques cesaron.

Abriendo un espacio para cambiar a señuelos de profundidad, llamamos a escena los señuelos plásticos en forma de “zencos” y “lagartijas” en tonos verdes de colas fluorescentes, con plomos ligeros de tipo bala, los dejamos caer lentos buscando la sombra de las palizadas más tupidas para dejarlos reposar en el fondo, en plan relajado y sin prisas, mediante ligeros tirones a la línea por minutos antes de moverlos algunos centímetros, ”Pppoooomm” logramos llamar su atención sin mucho esfuerzo.

La suma de paciencia, el clima y los señuelos adecuados nos brindaron la fórmula correcta para lograr el mejor de los resultados. Durante todo el día nos fue fácil encontrar la zona de confort de los peces y no hubo necesidad de abandonar el sector de las palizadas, sin olvidar que la temporada de canícula entró con algunas lluvias, reduciendo por debajo de los 40 grados centígrados las temperaturas, lo cual nos permite practicar por más tiempo nuestro deporte

predilecto.

¡Cuéntame tu historia,

tu ya conoces la mía!…

viajesdepesca@hotmail.com






Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.90
Venta
$18.70
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx