24/08/2017

1
0
Juegos de Poder

Un Presidente de dos centavos


Leo Zuckermann

Dos centavos. Eso es lo que vale la opinión del Presidente de Estados Unidos. Eso fue lo que se devaluó nuestra moneda entre el martes (tipo de cambio al cierre: $17.66 pesos por dólar) y el miércoles ($17.68). Un par de centavitos de diferencia. Pero entre esos días, Donald Trump declaró que él creía que las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no prosperarían por lo que Estados Unidos se retiraría del acuerdo. Una declaración de este tipo, a principios del año, hubiera generado una depreciación de más del 10% del peso. Ocho meses después, generó un movimiento de dos míseros centavos equivalentes al 0.1%. Nada. Eso es lo que vale el día de hoy la palabra del hombre supuestamente más poderoso del mundo.

Y es que Trump es puro humo y nada de realidad. Un mandatario que dice muchas barbaridades pero que nadie le cree nada. Bueno, para ser más precisos, sólo su base social que lo sigue adorando. Pero la gente seria, la que tiene miles de millones de dólares invertidos en los mercados, ya no lo pela. ¿Que dice que el TLCAN no va a sobrevivir? Ajá. Sí, como no. Que diga misa…

Siete meses de Trump en la Casa Blanca y su único logro ha sido nombrar a un ministro conservador en la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos. Fuera de eso, no ha cumplido ninguna de sus principales promesas de campaña: derogar y sustituir la reforma sanitaria (la llamada Obamacare), bajar los impuestos, revocar la reforma de Wall Street que protege al consumidor (Ley Dodd-Frank), desregular, terminar la guerra en Afganistán, construir un muro en la frontera sur que México pagaría y renegociar o terminar el TLCAN. Y eso que el partido del Presidente tiene mayoría en ambas cámaras del Congreso.

Es el precio de haber elegido a un amateur en un puesto político. Trump carece de las capacidades para sacar adelante su agenda de gobierno. No sabe tratar al Congreso. En lugar de negociar, quiere imponer. No sólo insulta a la oposición demócrata sino a los propios republicanos. Está peleado con muchos de ellos. Nada menos que con el líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell.

Además, la Casa Blanca es un caos. Los principales funcionarios que comenzaron el cuatrienio con Trump ya están fuera. Uno duró diez días. Trump tuvo que nombrar a un general, John Kelly, como su jefe de gabinete para poner un poco de orden. Pero el problema no es el personal de la Casa Blanca sino el mismísimo Presidente. Un bully ignorante, narcisista y, sobre todo, bullshitero.

Bullshit, algo peor que la mentira. Como dice el filósofo Harry G. Frankfurt, al bullshitero le vale un pepino la verdad: lo que le importa es inventar narrativas con el fin de manipular a la gente combinando verdades, medias verdades y mentiras. Al comunicar realidades alternativas, el bullshitero resulta más peligroso que el mentiroso. Su desdén por la verdad es total. Trump es uno de los más grandes exponentes contemporáneos del bullshit. Cuando dice, como el martes, que no cree que el TLCAN sobreviva, los demás ya aprendimos a no tomarlo en serio. Una opinión de dos centavos.

Bien la reacción del gobierno mexicano. Una cosa es lo que está pasando en la mesa de negociación del TLCAN, otra es lo que diga Trump. Lo que cuenta son los hechos, no las palabras, el bullshit del populista en un evento con su base social.

Pero, aunque la palabra del Presidente ya no valga nada, hay que estar muy alertas. Este tipo, cada vez más asediado, tiene la facultad de sacar a Estados Unidos del TLCAN. Lo podría hacer como una medida política para seguir teniendo el apoyo de su base social. El peligro está ahí presente. Por eso hay que tratarlo con respeto, firmeza, seriedad y profesionalismo. Es lo que está haciendo el gobierno mexicano y es lo que tiene que seguir haciendo con este Presidente cuya credibilidad vale… un par de centavos.

Twitter: @leozuckermann



Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$18.10
Venta
$18.80
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx