PERFIL
ANTERIORES
07/12/2017
30/11/2017
09/11/2017
02/11/2017
26/10/2017
20/10/2017
12/10/2017
24/08/2017

0
0
Aventuras del Mantarraya

Punto de visibilidad


Óscar Leal



La selección de un señuelo exitoso, siempre estará comprometida con el tono de las aguas del embalse que se visite y la profundidad en la que te encuentres pescando.

Es muy importante medir el punto máximo de visibilidad de este (no es otra cosa que encontrar la distancia máxima a la que la turbiedad del agua te permite ver el señuelo) esa misma percepción de vista es el radio que tendrá el pez dentro del agua para ver tu señuelo.

Es muy fácil de calcular, deja caer un señuelo lentamente al agua desde el borde de la embarcación y mide el hilo una vez que el señuelo haya desaparecido de tu vista.

Obvio entre más turbia se encuentre, la visibilidad de los peces se torna pobre, en este momento los peces activan el sentido del oído o el olfato para poder detectar su alimento.

Eso nos dará la pauta para utilizar señuelos que produzca ruido (Rattle-traps) o recurrir a señuelos plásticos que cuenten con colores

intensos.

Las aguas que presenten cierta sedimentación suspendida provocan una ceguera momentánea a los peces, ahí es factible aplicar hawaianas aprovechando los destellos de sus ojillas y en partes más profundas los paletones de cuerpo plateados y sus movimientos reproducen destellos efectivos incitando a más enganches.

Para los embalses que presentan aguas claras es muy importante observar el fondo de cada sector, la hierba verde en el fondo provoca un “reflejo” más obscuro.

Esto es ideal para colocar señuelos de plástico en tonos calabaza o café, contrario a lo que se piensa, el color del señuelo no se debe mimetizar con el color del fondo.

Es necesario contrastar para resaltarlo y eso lo coloca en un nivel de “MATÓN”; en el caso de que el suelo sea arenoso, el reflejo de las aguas se tornan más claras y con la ayuda de los rayos solares, los señuelos de tono verde o rojo cereza resplandecen con mayor facilidad.

Uno de los fondos preferidos es aquel que se encuentra acompañado con una pared de piedra, éstas por lo general absorben un alto porcentaje de la luz solar creando un ángulo obscuro (punto ciego), aprovechado por los peces de mayor edad para ocultarse y acechar en modo estático a todo aquel pez de menor tamaño que represente una buena comida, si dicha pared cuenta con un alto grado de pendiente es muy importante aprender a deslizar los señuelos plásticos en forma de “lizzar” con colas fluorescentes, siempre atacando la parte menos profunda a través de tirones lentos propiciar que el plástico se deslice a zonas más profundas aprovechando la pendiente.

También con los plásticos de tonos oscuros puedes aprovechar los sectores donde la luz y la sombra convergen, lanzando el señuelo al lado oscuro y una vez que éste rebasa la línea de luz, tiende a llamar la atención y provocar el mejor de los ataques.

¡Cuéntame tu historia,

 tú ya conoces la mía!, 

viajesdepesca@hotmail.com.






Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.90
Venta
$18.70
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx