PERFIL
ANTERIORES
17/11/2017
08/11/2017
03/11/2017
01/11/2017
27/10/2017
25/10/2017
18/10/2017
11/10/2017
06/10/2017
04/10/2017
30/08/2017

0
0
Artículo

Make up!


Guadalupe Loaeza

Mientras Sofía hojeaba algunas revistas, le llamó la atención cómo empezaban a proliferar los anuncios de maquillaje para hombre. “Dosis hidratante, crema antiarrugas”. “Makeup líquido para él”. “Corrector líquido para los ojos”. “Lápiz, khol, delineador”. “Polvo antibrillo”. “Autobronceador”.

En una de esas publicaciones leyó sorprendida que los hombres se están animando cada vez más a maquillarse, a tal grado que las firmas más famosas de cosméticos están orientando su publicidad exclusivamente para ellos, pensada en especial en los jóvenes. Lo más probable es que se trate de los millennials. Estos nuevos consumidores tienden a comprar estos productos, sobre todo, en línea.

“El argentino es muy osado y en comparación con los hombres latinoamericanos, es el único que más se anima a usar maquillaje sin prurito. Lo importante es que al maquillarse no parezca que están maquillados porque en el fondo no es tan simple para todos reconocer que lo hacen. La mayoría arranca con el corrector, empieza mejorando el aspecto de sus ojeras o para disimular alguna marca de la piel y luego algunos lo incorporan a su rutina”, dice Silvia Grela, maquilladora y formadora técnica de una de las marcas francesas más prestigiosas.

Una vez que leyó lo anterior, Sofía cerró la revista. Respiró profundamente y reflexionó: “Si ya los hombres se maquillan entonces, ¿por qué tanto escándalo por el hecho de que Emmanuel Macron, presidente de Francia, se maquille? Todos los periódicos del planeta tierra publicaron la noticia como si se hubiera tratado de un asunto de Estado.

“¿Qué no entienden que Macron es una figura pública que está constantemente ante las cámaras por las conferencias de prensa y sus viajes al extranjero? Es normal que, a pesar de ser tan joven, quiera mostrar su mejor cara. Además, no ha sido el único Presidente que recurre al maquillaje. Allí están Nicolás Sarkozy y Francois Hollande que tenían su propia maquillista también carísima.

“Lo que seguramente ha de haber molestado mucho a los franceses, fueron los 26 mil euros que Macron ha gastado en tres meses que lleva de Presidente, entre productos de maquillaje y los honorarios de Natasha M, su maquillista. Ella lo maquillaba desde que Macron era ministro de Economía, en la época en que todavía no era candidato. Claro, el semanario Le Point, que es de derecha y que dio a conocer la noticia el 24 de agosto pasado, coincidió, desafortunadamente, con la pérdida de aprobación que está teniendo el presidente de Francia.

“Respecto al escándalo del maquillaje, el Elíseo ya declaró que ‘existe la vocación de reducir significativamente’ esa tarifa. Además, para qué tanto escándalo, si Hollande se gastaba 10 mil euros, al mes, en su peluquero (a pesar de que tiene tres pelos) aparte de los 6 mil euros de su maquillista, lo cual sumaba, 16 mil euros, al ¡¡¡mes!!!

“Respecto a Sarkozy, él se gastaba 8 mil euros al mes, tal como lo publicara la revista Vanity Fair (marzo 2016), y que dice: ‘como las estrellas, los jefes de Estado no quieren aparecer en público sin make up y sin sombras en los ojos. La mayoría tienen, entre sus colaboradores, una maquillista’”. En este mismo reportaje titulado “El poder en la piel’, aparece una entrevista a Marina Michenet, maquillista de Sarkozy. Además, sus pinceles tocaron los rostros de Jeanne Moreau, Francoise Sagan (la maquilló antes de morir), Philippe Noiret, Robert Redford, Mónica Bellucci, Alain Delon, Gerard Depardieu, Sophie Marceau y Arielle Dombasle. (La verdad es que me encantaría contratarla para mí, aunque me saldría carísima).

“En esta entrevista, Marina, quien durante tanto tiempo guardó el secreto, revela: ‘la misma Angela Merkel contrató a una maquillista después de que me ocupara de ella, cuando se reunía con Sarkozy para una visita oficial en París o cuando se hacían las cumbres oficiales’. Por increíble que parezca al intelectual y filósofo francés, Bernard-Henri Lévy, lo maquilla desde hace 15 años, así como a Dominique Strauss-Kahn. Respecto a Francois Mitterrand, dice: ‘Era joven; lamentablemente tengo un recuerdo bastante vago, el de un hombre impresionante que se dejaba hacer, en silencio’. Nicolás Sarkozy es más hablador: ‘hablaba mucho’.

“Marina maquilló, igualmente, a Obama y a Putin. Me pregunto, ¿no será todo este escándalo que provocó el maquillaje de Macron un ‘complot’ a la francesa? Habría que preguntarle a Marine Le Pen...”.

gloaezatovar@yahoo.com




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$18.10
Venta
$18.80
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx