30/08/2017

0
0
Juegos de Poder

El PRI quiere a Margarita de candidata


Leo Zuckermann

En los últimos días, El Universal ha publicado una serie de artículos que ponen en entredicho la honestidad de Ricardo Anaya y su familia. El dirigente nacional del PAN ha dicho que se trata de un ataque que viene del gobierno federal, es decir, del PRI. Suena creíble esta explicación tomando en cuenta que Anaya tiene hoy un alta probabilidad de ser el candidato presidencial del PAN.

El joven político controla las estructuras del partido albiazul, se ha apropiado de los spots de radio y televisión y reiteradamente ha “toreado” los intentos de Margarita Zavala por tomar ya una decisión. La pregunta es, si Anaya es el candidato más probable del PAN, por qué el PRI lo está atacando desde ahora. ¿Por qué no se esperan a que comiencen las campañas?

Creo que, a estas alturas, el gobierno de Peña y el partido que comanda Enrique Ochoa tienen muy medido quién es el candidato panista que más les conviene a ellos. Me parece que están atacando a Anaya con la intenciónde desprestigiarlo, de tal suerte que quede fuera de la jugada y Zavala se quede con la candidatura presidencial del PAN. Los priistas prefieren a la ex Primera Dama en la boleta que al joven presidente del partido.

Tiene sentido. El perfil de Anaya es parecido al de dos probables candidatos del PRI: Aurelio Nuño y José Antonio Meade. Los tres son jóvenes echados para delante, modernos, inteligentes y elocuentes. Este perfil contrasta con el de López Obrador quien tiene otras cualidades. Al PRI no le conviene tener un candidato parecido al de ellos bajo el emblema del PAN.

Les preocupa más Anaya que Margarita. Supongo que tendrán sus razones y, sobre todo, lo tendrán muy medido. Por eso prefieren bajar desde ahora a Ricardo para que quede Zavala. Luego, como hicieron con Josefina Vázquez Mota en el caso del Estado de México, tratarán de darle un golpazo mediático para mandarla al tercer lugar y que la elección se polarice entre AMLO y el PRI como el partido con mayor probabilidad de ganarle al tabasqueño. Está más que cantado.

Lógicamente, Anaya se está defendiendo con todo de acusaciones que son gravísimas, sobre todo si se toma en cuenta que uno de los principales temas de la elección de 2018 será la corrupción. Vamos a ver cuál es el desenlace. Lo que está en juego es quién será el candidato presidencial del PAN.

Por lo pronto, platicando con algunos panistas, tengo la impresión que ese partido efectivamente está muy dividido. Anaya, en lugar de ser factor de unidad, se ha convertido en fuente principal del faccionalismo dentro del PAN. Son muchos los que no confían en él. Dicen que es muy mañoso y que no cumple con lo pactado. Esto último es particularmente peligroso en la política donde el valor de la palabra cumplida es muy importante. Existe la sensación de que Anaya es un gandalla y que, en ese estilo, se va agandallar la candidatura presidencial.

Al PRI le conviene las divisiones panistas y las azuza. Por un lado, a los anti-anayistas les andan ofreciendo pactos para que apoyen al candidato tricolor en la próxima elección. Por el otro, los priistas están considerando poner a un candidato presidencial que pueda atraer votos de los panistas. José Antonio Meade sería el ideal para este propósito. He escuchado a varios cuadros importantes del PAN decir que si en la boleta está Anaya y Meade, ellos apoyarían al secretario de Hacienda. Sienten más cercano a Meade, que trabajó en el gabinete de Calderón, y confían más en él.

Días difíciles, sin duda, para Ricardo Anaya. Se le está complicando mucho el panorama. Va a ser duro que salga indemne del ataque que está recibiendo con el fin de que no aparezca en la boleta presidencial. Aunque sobreviva, y efectivamente sea el candidato panista, corre el riesgo de que le pase lo mismo que a Roberto Madrazo en la elección presidencial de 2006. Entonces, muchos priistas quedaron dolidos por la sensación de que el tabasqueño se había agandallado la candidatura presidencial desde la dirigencia nacional del partido. En franca rebeldía, algunos bajaron las manos; no hicieron nada para que ganara su candidato. Otros, de plano, se pasaron al bando de Felipe Calderón donde los recibieron con los brazos abiertos. Así que el camino se ve muy empinado para Anaya quien tendrá que demostrar que sí tiene las tres ces (cabeza, corazón y cojones) para hacer realidad su sueño de ser Presidente de México (y perdón por una referencia tan machista).

Twitter: @leozuckermann




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$18.10
Venta
$18.80
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx