PERFIL
ANTERIORES
07/12/2017
30/11/2017
09/11/2017
02/11/2017
26/10/2017
20/10/2017
12/10/2017
31/08/2017

0
0
Aventuras del Mantarraya

Sol, pesca y arena


Óscar Leal



En la actualidad organizar una aventura de pesca en el mar, es tan sencillo que basta con tomar tu celular y realizar un par de llamadas para que una agencia de viajes te reserve un boleto de avión y un buen cuarto en un hotel con todo incluido. Siempre basados en el presupuesto de tu bolsillo donde le colocan de una a cinco estrellas de calificación a tu estadía, pero no hay nada mejor que hacerlo al estilo antiguo.

En el pasado, el esfuerzo de cargar la pesada casa de campaña de lona, los catres y las hielera con víveres suficientes para un fin de semana completo, junto al equipo de pesca, realmente te hacia sudar.

Como pago a tu esfuerzo, después de cinco horas de trayecto carretero este finalizaba en el pintoresco poblado de “La Pesca”, un tesoro dentro del Golfo de México, ubicado en las costas de nuestro bello estado de Tamaulipas, caracterizado por su baja afluencia turística.

Este pueblo basaba principalmente su economía en los ingresos netos de la pesca comercial, sus aguas ricas en mariscos de excelente calidad se siguen distribuyendo en estados colindantes como Nuevo León y Coahuila.

Siempre prevalecía el trato cálido de sus habitantes y la explotación a nivel turístico sólo se limitaba a fechas como la Semana Santa, el resto del año el poblado se tornaba calmado ideal para pescar desde la playa o aprovechar las salidas de los pescadores y ser transportado a algún paraje cercano.

Gracias a los caprichos de la naturaleza esta zona cuenta con muchos parajes con diferentes ecosistemas acuáticos en forma de isletas, la preferida de mi padre era “La barra del tordo”.

Gracias a sus manglares, dentro de ellos habitan una infinidad de mariscos, los cuales gracias a las mareas bajas, durante ciertas horas del día quedaban expuestos, ostiones, cangrejos y caracoles, con un simple cuchillo te era fácil recolectar el almuerzo.

Su playa, de arenas finas, te facilitaba la instalación de la casa de campaña y en la parte sur sus aguas calmas te permitían pescar truchas, y eran ideales para refrescarte.

Siempre guardábamos energía para el final del día, con la caída de la luz solar, el pez típico de la región llamado “lenguado” se activaba, su carne, de exquisito sabor, nos obligaba a encender una gran fogata junto a la playa y lanzar nuestras carnadas con camarón vivo.

La buena pesca nos obligaba a desvelarnos con tal de no dejar de sentir la adrenalina de las capturas y poder disfrutar de los tranquilizantes sonidos nocturnos del mar.

En la actualidad el poblado de Soto La Marina, no deja de ser uno de los destinos favoritos de este su humilde servidor para pasar un excelente fin de semana donde podrás disfrutar del sol, la pesca, y la arena.

¡Cuéntame tu historia,

tú ya conoces la mía!,

viajesdepesca@hotmail.com.




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.90
Venta
$18.70
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx