05/09/2017

1
2
Selva urbana

El PRI RIP


Mauricio Belloc

“Lo único que pueden hacer (a Eugenio Hernández Flores) es agradecerle por las diversas obras que hizo”, dijo el recién nombrado dirigente estatal del PRI, Sergio Guajardo Maldonado, cuestionado si lo habrán de expulsar del partido, por la persecución judicial que ahora sí enfrenta en el país.

Guajardo, a menos de nueve días de su elección como dirigente del Revolucionario, ya negó para la que es su primera vez (porque creemos que lo hará varias veces y luego vendrá la mala de rigor, la gacha infalible, la traicionera que nunca falta, o sea, cuando ya esté encerrado Hernández Flores, a darle la puntilla, como queriendo desligarse de él) de que vayan a ejercer acción partidista contra el ex gobernador, aduciendo que judicialmente no hay un fallo de un juez o un proceso concluido.

Hagan de cuenta estimados lectores, que ahora, justo en este momento de la historia en Tamaulipas, el PRI es el cataléptico o moribundo que es enterrado boca abajo, en un ataúd sin fondo, el cual al despertar de su trance, empieza a rasguñar la tierra, como queriendo salir a la superficie del hoyo, pero está cavando más hacia abajo.

Sergio Guajardo Maldonado, fue hecho ganar por el tristemente célebre Eugenio y por el no menos maldecido Egidio Torre Cantú (la mafia victorense), entonces, a este mono de ventrílocuo, al incondicional palurdo, no le queda más que lanzar loas y decir maravillas de este pillo (nos referimos a Eugenio, porque de Egidio todavía no le ha llegado el momento de ponerle casa con sus palabras).

Y ACABARÁN DE MORIR

Para cuando se llegue el 1 de julio de 2018, día de la siguiente elección federal y votaciones para cargos municipales, ya con 11 meses de tener a Sergio Guajardo Maldonado defendiendo y diciendo linduras de Hernández Flores y a Torre Cantú (por orden y pago de éstos mismos), el trabajo de efecto irremediable en contra del mismo PRI, estará realizado, por ésta, su misma gente.

A Sergio Guajardo le toca, como le corresponderá a todos los dirigentes municipales del tricolor, estarle abonando a la muerte y perdición de sus candidatos y de su partido.

Y corresponderá a Guajardo Maldonado y a los 43 pastores municipales de la borregada priista, defender a capa y espada a Eugenio y a Egidio, sólo para que el pueblo haga de tripas corazón y empiece a cocerse a fuego lento, cocinándose en su propia bilis, nada más de escuchar que hablan excelsitudes de los dos saqueadores del erario y los dos asesinos de la paz, tranquilidad y seguridad pública tamaulipeca.

Nuestra gente en la entidad, con una credencial de elector en la mano, terminará botando (con “B” grande y no votando, de elegir) al PRI… pero al mismo averno, depositándolo donde debe estar.

Esta la próxima, creemos que será la última elección que aguanten los moribundos del tricolor, todo los que huela, parezca, o signifique dicho instituto político, sus siglas, su gente, hará de morir de la escena política en el Estado, porque 86 años de daño al Estado, no deben perdonarse, ni pasarse por alto, aún y cuando este gobierno de diferente partido no llegue a cumplir la expectativa, pues habrá otros candidatos, opciones diferentes, menos los que ya fueron y no hicieron nada, más que robar y perjudicarnos de todas formas a los habitantes de esta entidad antes tan pasiva, pero que ya no lo será más.



Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$16.70
Venta
$17.20
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx